El Comando “Triple A” sigue atacando y denunciando

El Cuervo Buchon

En González Catan ha hecho irrupción un comando que promete justicia contra una manga de individuos que están haciendo de las suyas en los pagos del sur.

Esta asociación ilícita está comandada por “Riki Maravilla”, hermano de la señora de un reconocido “garcajal” que dejo su banca en busca de mejores aires para sus dolencias y, lo acompaña como segundo, el “Taquero amigo de todos los delincuentes” y hacen de las suyas asustando “perejiles” y recaudando dádivas a cambio de protección… ¡de ellos mismos¡.

Pero hay que reconocer que los muchachos no son lerdos ni perezosos, ya que han ampliado su gama de servicios: son “gerenciadores” de dos conocidos “puticlub” de la localidad, distribuyen “yerba” (pero no la del mate sino de la otra, para fumar) y andan “tratando blancas”.

Todo el mundo está al tanto pero nadie se anima a decir nada por miedo a las represalias de “los nenes”.

Pero el “Comando Triple A” (que más allá de lo nefasto del nombre, tiene una razón para llamarse así, dado que los apellidos de sus integrantes comienzan con dicha letra) saca pecho y denuncia anónimamente y, promete persecución y castigo para esta banda de malhechores que hostiga a la población catanense.

¿Cambió todo para que nada cambie?

Uno debe ser paciente y esperar que los cambios que se han producido en algunas áreas del municipio comiencen a marcar la cancha y puedan demostrar sus resultados pero, uno ve y escucha cosas que le hacen poner los pelos de puntas.

En la mañana de ayer los boliches de sanjustences estaban a full, casi todas las mesas de los diferentes bares estaban llenas de inspectores renegociando ó pidiendo tiempo para seguir adelante los arreglos personales con cada uno de los reunidos.

El murmullos de las conversaciones, los gestos adustos y algún que otro sobre que pasaba de mano velozmente, marcaban el clima de los diferentes conclaves que se estaban llevando a cabo.

Respecto a la faja de seguridad que se pudo observar en la puerta de la oficina de “Descontrol Comunal” pudimos averiguar que entre la noche del viernes y la madrugada del sábado pasado se retiraron varias bolsas de consorcio negras llenas de (es lo que se supone) expedientes.

Pero ahí no terminan los vaivenes porque “El Trío Recaudador” de las “Ocupaciones Particulares” sigue derivando clientes a la inmobiliaria de Rivadavia al 18200, octavo piso de Morón para que arreglen los desperfectos de planos, planchetas, metros cubiertos y otras desprolijidades.

About these ads