Unos treinta intendentes de la provincia de Buenos Aires, entre los que se encuentra la jefa comunal de La Matanza, Verónica Magario y que están enrolados en distintos sectores del peronismo, le pidieron a la gobernadora María Eugenia Vidal que los convoque a una reunión “urgente” para abordar el tema de la inseguridad en sus distritos y manifestaron su “preocupación” por la decisión del Ejecutivo de suspender el ingreso de nuevos agentes para las policías locales.

A través de un comunicado, los jefes comunales peronistas expresaron inquietud por la suspensión del “ingreso para que se formen y egresen nuevos agentes de la Policía Local” ya que, dijeron, “hoy los efectivos no alcanzan y necesitamos duplicar la cantidad para llegar a todos los barrios”.

El documento sostiene que “la inseguridad es una de las principales problemáticas de los bonaerenses, que hoy se sienten desprotegidos” y pide por “consolidar un esquema descentralizado con mayores recursos”.

En este marco, los intendentes le solicitan a la gobernadora Vidal concretar un encuentro “urgente” para “colaborar activamente” en la búsqueda de soluciones a la problemática de la inseguridad y tratar temas relacionados a la Patrulla Rural, la DDI, la DDA, las comisarías de la mujer y los centros de monitoreo en el interior,

Además de la mandataria municipal de La Matanza, entre los demás intendentes firmantes se encuentran Mariano Cascallares (Almirante Brown), Jorge Ferraresi (Avellaneda), Patricio Mussi (Berazategui), Bali Bucca (Bolívar), Julio Pereyra (Florencio Varela), Florencio Varela (Ituzaingó), Juan Pablo De Jesús (La Costa) y Gabriel Katopodis (San Martín).

 

 

 

 

 

Anuncios