La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, expresó que los gremios docentes “dejaron de discutir salario y empezaron a hacer política gremial y partidaria”.

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, insistió este miércoles en que los gremios docentes “dejaron de discutir salario y empezaron a hacer política gremial y partidaria”, y aseguró que la gente espera que dé “las peleas que valen la pena” porque, indicó, “para hacer lo mismo que otros políticos, lo hubiesen votado a Aníbal Fernández”, su competidor por el Frente para la Victoria en las elecciones en las que ella resultó electa.

“Siento que desde hace varias semanas los dirigentes gremiales dejaron de discutir salario y empezaron a hacer política partidaria y gremial. Llevamos diez reuniones formales, seis propuestas cada una mejor que la otra, incorporando lo que ellos pedían, y la respuesta fue el paro de hoy y mañana”, dijo Vidal en declaraciones formuladas esta mañana a radio Mitre.

Allí, también, Vidal dijo que se siente “totalmente respaldada” por el presidente Mauricio Macri y reiteró que tanto las medidas de fuerza de días pasados como las dispuestas para este miércoles y el jueves “son ilegales”.

En este marco, reiteró que no hará “especulación electoral” con el tema, y ratificó que continuará la “pelea por esos chicos que hoy encontraron la escuela cerrada”.

“No puedo más que entender que la intransigencia de los gremios tiene que ver con cuestiones partidarias, porque piensan que la extensión de un conflicto puede desgastarnos políticamente, a mí y al Presidente, y nos hace daño en un año electoral. Pero no voy a especular con el daño electoral. Voy a dar la pelea que tengo que dar por esos chicos que encuentran la escuela cerrada”, ratificó.

Asimismo, al expresar que se siente “totalmente respaldada” por Macri, consignó que dialogó con él esta mañana a su regreso de su visita oficial a Holanda y adelantó que lo verá este mediodía, cuando compartan un acto. “Si hay alguien que me banca en estas difíciles peleas es el Presidente; él me enseñó a dar pelea”, enfatizó la gobernadora en la entrevista.

“No es una actitud dura, es una actitud firme por una pelea que vale la pena dar. No espero que este gobierno sea para el monumento ni para los libros de historia. Vengo a hacer lo que durante años nadie quiso enfrentar, peleas que nadie se animó a dar, defendiendo los intereses que tengo que defender”, sostuvo la mandataria.

“Ésa es mi pelea por la que siento que la gente votó un cambio. Para hacer lo mismo que los otros políticos con los dirigentes gremiales, lo hubiesen votado a Aníbal Fernández. La gente espera que yo dé esta discusión, aun cuando me vaya mal. No me pagarán con un cargo político pero yo voy a seguir caminando tranquila por la calle”, añadió Vidal.

Sobre la nueva oferta presentada este martes a los gremios docentes, Vidal señaló que se propuso -entre otras cuestiones-, “trabajar juntos para disminuir el ausentismo injustificado y usar ese dinero para aumentar el salario de todos los docentes”.

No obstante, dijo que los gremios “lo rechazaron diciendo que hablar de presentismo es una provocación”.

“La provincia de Buenos Aires gasta por año 14 mil millones de pesos en suplencias. Hay un abuso de las licencias. Queremos controlar más pero los dirigentes gremiales tienen que acompañar”, indicó la gobernadora.

“A pesar de los paros, y de los intereses político-partidarios, seguiremos llamando al diálogo para dar la discusión profunda, de fondo, que no sólo es la discusión salarial, sino que cambie la educación”, concluyó Vidal, quien de esa forma ratificó la decisión de llamar nuevamente al diálogo a los gremios docentes de la provincia de Buenos Aires.

Anuncios