El Rojo, que merodea por el medio de la tabla de posiciones, juega desde las 21.15 con el equipo de Omar de Felippe, en un encuentro correspondiente a la fecha 18 del Campeonato de Primera División.

El encuentro se jugará este viernes a partir de las 21.15, en el estadio Libertadores de América, con arbitraje de Nicolás Lamolina.

Independiente, que tiene dos partidos postergados, se ubica decimotercero con 23 puntos, lo mismo que Unión de Santa Fe y Godoy Cruz de Mendoza, mientras que Vélez suma 18 unidades, al igual que Tigre y Huracán.

El ‘Rojo’, que tiene postergados sus partidos frente a Talleres de Córdoba y Defensa y Justicia, por la 15ta. y 17ma. Jornada, respectivamente, buscará hacerse fuerte como local, condición en la que no cosecha buenos resultados en lo que va del campeonato.

Los dirigidos por Ariel Holan llevan disputados ocho encuentros como en casa, con 2 victorias, 3 empates y tres derrotas, pero necesita enderezar el rumbo ya que en los últimos dos que jugó no logró sumar los tres puntos: derrota ante Banfield 2-0, que derivó en la salida de Gabriel Milito como técnico, y empate 0-0 con San Martín de San Juan en el debut este año.

Si Holan no quiere perder el crédito con el hincha del ‘Diablo’ muy rápido, debe cambiarle la cara lo antes posible la imágen a su equipo y tiene una buena posibilidad ante un rival necesitado y que no puede especular.

En cuanto al equipo titular para recibir a los de Liniers, el técnico, luego de varios días de pruebas de jugadores, se volcó por Juan Sánchez Miño en lugar del suspendido Nicolás Tagliafico, quien debe purgar una fecha de suspensión al llegar a las cinco tarjetas amarillas, y deberá definirse entre Maximiliano Meza o Gastón Togni para ocupar el sector izquierdo del mediocampo.

La otra variante estará en la mitad de la cancha con el debut de Nery Domínguez, que llegó a préstamo de Querétaro mexicano por una temporada y no había podido jugar ya que la justicia desaprobó el recurso de amparo presentado por la dirigencia, debido a que el club estaba inhibido por una deuda generada en administraciones anteriores.

Por el lado de Vélez, la situación no es nada agradable, ni en la tabla de posiciones ni en la tabla de los promedios del descenso, donde se ubican por encima de Huracán, Quilmes y Arsenal, y a tan solo nueve puntos sobre Olimpo de Bahía Blanca, que hasta el momento pierde la categoría.

Los de Liniers llevan cinco victorias, tres empates y nueve derrotas en la temporada, pero en condición de visitante su campaña es paupérrima, ya que en nueve partidos jugados en dicha condición solo acumulan 2 empates y 7 derrotas, con 2 goles a favor y 15 en contra.

El director técnico del ‘Fortín’, Omar De Felippe, apostaría por los mismos once jugadores que actuaron el lunes pasado en el empate 1-1 con Huracán, en el estadio José Amalfitani.

Anuncios