Ramos Mejía: Festival para reclamar el regreso de “Las Cholitas” a la Plaza Mitre

Ramos Mejía: Festival para reclamar el regreso de “Las Cholitas” a la Plaza Mitre  Tras el sorpresivo desalojo en marzo sin más razones que las burocráticas, los artesanos continúan sin respuestas del municipio para armar la feria este mes. Convocan a una jornada artística este domingo en su lugar de trabajo y apelan a la solidaridad de vecinos y trabajadores para obtener un permiso permanente del HCD.  Por: Valeria Virginia Villanueva  villanueva.valeriavirginia@gmail.com  Este domingo 9 de marzo la Plaza Mitre de Ramos Mejía se volverá a vestir de colores y música pero, esta vez, será para reclamar por el derecho a trabajar. El centenar de artistas y artesanos que forman parte de la ya clásica feria “Las Cholitas” invita a un festival para defender su labor cultural independiente en el espacio público.  Es que la primera edición del 2017 del evento mensual culminó de una manera lamentablemente abrupta: fue interrumpida por un desalojo ordenado por el municipio de La Matanza para el mismo sábado 11 de marzo, primer día de los dos de la feria. Aunque lograron negociar la finalización de esa jornada con los inspectores y efectivos policiales que se hicieron presentes, no pudieron hacer lo mismo para el domingo 12, y perdieron un día completo de trabajo.  Desde entonces, no han recibido contestación formal alguna de parte de la Secretaría de Cultura local ni del Honorable Concejo Deliberante, donde además impulsan un proyecto para obtener el permiso permanente para la feria, y así evitar los engorrosos trámites de cada mes. El único argumento de la medida fue el expuesto por los encargados de ejecutar el operativo: que para avalar la feria ese mes faltaba la firma de la titular de la cartera de Cultura, Silvia Francese.  Desalojo y persecución  “Nos venimos manejando con mucha anticipación para pedir los permisos, la maratón que hacemos varios días en diciembre -con hasta 60 puestos- se hizo sin problemas, no entendemos que pasó”, alegaron los artesanos en ese momento a NCO. Ya desde principios de 2016 -cuando ocurrió un impedimento similar en la primera edición anual- se ocuparon de cumplir con todas las condiciones exigidas por el gobierno local, entre ellos, el de registrar a los trabajadores en la Secretaría, poner baños químicos y respetar horarios y volumen en el caso de los espectáculos infantiles y musicales.  Sin embargo, ante la falta de argumentos sólidos para la prohibición de la feria, algunos especularon con el intento del municipio de cobrarles el espacio para colocar sus puestos. Pero la mayoría coincidió en señalar la persecución a los trabajadores independientes, especialmente artesanos, que viene ocurriendo en ferias históricas de Capital Federal como las de Mataderos, Parque Centenario y Parque Lezama.  El caso más cercano es el de la Feria de Artesanos de San Justo, que reclama desde 2015 el permiso para reinstalarse tras las obras en la Plaza San Martín, como les habían prometido desde la gestión anterior, de Fernando Espinoza. “Es un montón de gente que se queda sin laburar hoy, un montón de laburo a lo largo del mes hecho atrás de esto, bandas, sonidista, fletes”, expusieron a NCO.  Por qué deben volver las Cholitas a la Mitre  En su convocatoria al evento del domingo a través de su página oficial de Facebook, el grupo de feriantes enumeró una serie de razones que avalan su reclamo:  “- Porque cada año pasan más de 250 bandas, artistas callejeros y bailarines por nuestro espacio.  - Porque somos 343 los artesanxs que participamos alguna vez de la feria  - Porque en la feria trabajan más de 100 artesanxs al mes mostrando su arte contribuyendo al comercio justo y sin intermediarios  - Porque hay muchas familias que dependen de esta fuente de trabajo  - Porque al año se brindan más de 50 talleres abiertos a la comunidad y de manera gratuita  - Porque es un espacio de cultura, autogestión, amor y de compromiso con el espacio público”.

Tras el sorpresivo desalojo en marzo sin más razones que las burocráticas, los artesanos continúan sin respuestas del municipio para armar la feria este mes. Convocan a una jornada artística este domingo en su lugar de trabajo y apelan a la solidaridad de vecinos y trabajadores para obtener un permiso permanente del HCD.

Por: Valeria Virginia Villanueva
villanueva.valeriavirginia@gmail.com

Este domingo 9 de marzo la Plaza Mitre de Ramos Mejía se volverá a vestir de colores y música pero, esta vez, será para reclamar por el derecho a trabajar. El centenar de artistas y artesanos que forman parte de la ya clásica feria “Las Cholitas” invita a un festival para defender su labor cultural independiente en el espacio público.

Es que la primera edición del 2017 del evento mensual culminó de una manera lamentablemente abrupta: fue interrumpida por un desalojo ordenado por el municipio de La Matanza para el mismo sábado 11 de marzo, primer día de los dos de la feria. Aunque lograron negociar la finalización de esa jornada con los inspectores y efectivos policiales que se hicieron presentes, no pudieron hacer lo mismo para el domingo 12, y perdieron un día completo de trabajo.

Desde entonces, no han recibido contestación formal alguna de parte de la Secretaría de Cultura local ni del Honorable Concejo Deliberante, donde además impulsan un proyecto para obtener el permiso permanente para la feria, y así evitar los engorrosos trámites de cada mes. El único argumento de la medida fue el expuesto por los encargados de ejecutar el operativo: que para avalar la feria ese mes faltaba la firma de la titular de la cartera de Cultura, Silvia Francese.

Desalojo y persecución

“Nos venimos manejando con mucha anticipación para pedir los permisos, la maratón que hacemos varios días en diciembre -con hasta 60 puestos- se hizo sin problemas, no entendemos que pasó”, alegaron los artesanos en ese momento a NCO. Ya desde principios de 2016 -cuando ocurrió un impedimento similar en la primera edición anual- se ocuparon de cumplir con todas las condiciones exigidas por el gobierno local, entre ellos, el de registrar a los trabajadores en la Secretaría, poner baños químicos y respetar horarios y volumen en el caso de los espectáculos infantiles y musicales.

Sin embargo, ante la falta de argumentos sólidos para la prohibición de la feria, algunos especularon con el intento del municipio de cobrarles el espacio para colocar sus puestos. Pero la mayoría coincidió en señalar la persecución a los trabajadores independientes, especialmente artesanos, que viene ocurriendo en ferias históricas de Capital Federal como las de Mataderos, Parque Centenario y Parque Lezama.

El caso más cercano es el de la Feria de Artesanos de San Justo, que reclama desde 2015 el permiso para reinstalarse tras las obras en la Plaza San Martín, como les habían prometido desde la gestión anterior, de Fernando Espinoza. “Es un montón de gente que se queda sin laburar hoy, un montón de laburo a lo largo del mes hecho atrás de esto, bandas, sonidista, fletes”, expusieron a NCO.

Por qué deben volver las Cholitas a la Mitre

En su convocatoria al evento del domingo a través de su página oficial de Facebook, el grupo de feriantes enumeró una serie de razones que avalan su reclamo:

“- Porque cada año pasan más de 250 bandas, artistas callejeros y bailarines por nuestro espacio.

– Porque somos 343 los artesanxs que participamos alguna vez de la feria

– Porque en la feria trabajan más de 100 artesanxs al mes mostrando su arte contribuyendo al comercio justo y sin intermediarios

– Porque hay muchas familias que dependen de esta fuente de trabajo

– Porque al año se brindan más de 50 talleres abiertos a la comunidad y de manera gratuita

– Porque es un espacio de cultura, autogestión, amor y de compromiso con el espacio público”.

Anuncios