El Ministerio de Hacienda porteño impulsa el establecimiento de una alícuota diferencial del 1,5% para los créditos hipotecarios otorgados por entidades financieras.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, a través del Ministerio de Hacienda, elevó a la Legislatura porteña un proyecto de Ley que propone modificar el impuesto sobre los ingresos brutos para los créditos hipotecarios, con el objetivo de promover la financiación de largo plazo en la adquisición, construcción y ampliación de viviendas.

El proyecto elevado a la legislatura porteña, que se enmarca en la política impulsada por el Gobierno nacional, tiene el objetivo de disminuir el déficit habitacional estructural, promover el crecimiento económico y el empleo a través de la inversión en viviendas, y fomentar el desarrollo con equidad social a través de la expansión del crédito hipotecario.

El Ministerio de Hacienda porteño impulsa el establecimiento de una alícuota diferencial del 1,5% para los créditos hipotecarios otorgados por entidades financieras, en lugar del actual 7%, destacó a través de un comunicado la cartera.

El objeto de reducir la alícuota de este impuesto generará una gran incidencia sobre la tasa de interés de estos créditos, ya que actualmente representa cerca del 20% del valor de la cuota.

De aprobarse el proyecto un préstamo indexado por la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) para la compra de una vivienda única y familiar por un monto de $1.000.000 a 20 años, la cuota inicial pasaría del orden de los $7.700 a $6.500.

“De esa manera, al abaratamiento del costo del crédito hipotecario brindado por la política impulsada por el Gobierno nacional, la Ciudad incorpora un beneficio que redundará en una reducción de –aproximadamente- el 15% en la cuota de estos préstamos”, precisó el Ministerio.

En caso de ser aprobada por la Legislatura, esta medida beneficiará tanto a los nuevos créditos hipotecarios a otorgarse como también a aquellos ya otorgados en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires.

Anuncios