Femicidio de Micaela: Una vez más, las calles exclaman “ni una menos”

Femicidio de Micaela: Una vez más, las calles exclaman “ni una menos”

El desenlace fatal de la desaparición de la joven entrerriana moviliza al país otra vez contra la violencia de género. Decenas de agrupaciones se manifestaron el sábado, apenas difundida la noticia, y lo harán este martes 11 nuevamente en toda la Argentina. Exigen la renuncia del juez Carlos Rossi, quien liberó al asesino de Micaela.

Por: Valeria Virginia Villanueva
villanueva.valeriavirginia@gmail.com

La luchadora se convirtió en víctima, una más entre las de todos los días. En una cruel ironía del destino, la consigna feminista “Ni una menos” se materializó: de verse en la remera que Micaela García vestía en una foto viralizada en las redes sociales y medios tras su desaparición, la frase pasó en una semana a ser un grito desgarrante, lleno de indignación, en su nombre, sobre su cadáver.

El próximo martes alrededor de las 18:00 convocan a una concentración en Plaza de Mayo y en plazas principales de varias ciudades argentinas. Como ya lo hicieron bajo una lluvia torrencial el sábado por la noche, apenas horas después de darse a conocer la noticia policial de haber hallado el cuerpo sin vida de la joven de Gualeguay.

Serán miles que salgan a gritar por ella, estudiante entrerriana de 21 años a quien sus compañeros de militancia en la agrupación JP Evita destacan como “feminista, luchadora incansable contra la desigualdad social, al servicio del barrio y de los chicos”. A gritar por ella, que gritó en numerosas marchas por cada una de nosotras. Ella, a quien un violador reincidente y liberado por un sistema judicial cómplice, la abusó sexualmente y la asesinó.

El reclamo es el mismo que el feminismo sostiene en cada movilización: basta de femicidios, de violencia de género en todos sus grados, de una sociedad y un Estado que la avala en sus prejuicios machistas y a través de un sistema judicial que se burla de los derechos de la mujer cuando la denuncia.

Remoción del juez Rossi

Si Sebastián Wagner, ahora detenido nuevamente, pudo atacar y matar a Micaela, no fue más que gracias a la justicia que le permitió gozar de libertad condicional, tras cumplir dos tercios de la condena por haber violado a dos jóvenes.

El responsable de darle tal beneficio fue el Juez de Ejecución Penal y Medidas de Seguridad, Carlos Rossi, quien fue ampliamente repudiado por tal decisión tomada sin tener en cuenta las advertencias que los equipos técnicos de los penales donde estuvo Wagner le hacían sobre su estado psicológico.

Es por ello que diferentes agrupaciones exigen al Consejo de Magistratura y a la Cámara de Diputados y Senadores la remoción del cargo de Rossi y entablar un juicio político contra él. En apenas horas, consiguieron la mayoría de las firmas necesitadas en la plataforma online Change. A tal causa se puede unir a través de: https://goo.gl/je1t1D

 

Anuncios