El canciller de la Pontificia Academia de las Ciencias, monseñor Marcelo Sánchez Sorondo, destacó las acciones que San Luis desarrolla como Estado “llamante” para refugiados de la guerra Siria y afirmó que la provincia “es la primera que está siguiendo los deseos del Papa Francisco”.

El obispo, quien disertará este martes sobre la problemática de la guerra en Medio Oriente, arribo a San Luis invitado por el gobernador Alberto Rodríguez Saá, para conocer en detalle el trabajo que se desarrolla en la recepción y contención de los refugiados sirios.

“Todos los días Francisco habla del tema de los refugiados, son 60 millones de personas, una cosa impresionante y habla –destacó- de las formas extremas de la globalización de la indiferencia”.

“Es decir –destacó- del trabajo forzado, de las nuevas formas de esclavitud, la prostitución, la venta de órganos y naturalmente los refugiados son el caldo de cultivo principal, pero no el único, de los traficantes”.

Con una apretada agenda, desde su arribo, Sánchez Sorondo, hizo estas declaraciones a la prensa puntana, durante la visita a la escuela generativa “Corazón Victoria”, a la que asisten los niños Sirios que la provincia recibió a principios de marzo, donde destacó el trabajo que la provincia realiza en materia de refugiados.

“San Luis –indicó- es una cosa maravillosa porque en el encuentro que tuvimos y del que participó el gobernador Rodríguez Saá, prometió hacer un Corredor Humanitario, algo que nos dejó a todos muy admirados y de hecho lo está haciendo y podemos decir que Argentina, con San Luis, es la primera que está siguiendo los deseos del Papa”.

Posteriormente el religioso mantuvo un encuentro con los 14 refugiados sirios que viven en San Luis, con quienes compartió, por más de una hora, una charla personal, en el primer piso de uno de los edificios de las residencias ULP, donde se encuentran viviendo.

“Qué maravilla que hayan podido venir a San Luis”, mencionó el obispo argentino, quien hoy disertará a las 11.30, en la Caja de los Trebejos de Potrero de los Funes.

Anuncios