Repudio masivo a la violenta irrupción policial ilegal en la Universidad de Jujuy

Repudio masivo a la violenta irrupción policial ilegal en la Universidad de Jujuy

Agrupaciones y organismos remarcaron la ilegalidad del operativo que incluyó la detención de dos estudiantes por violar la autonomía universitaria y lo calificaron como práctica dictatorial. El gobernador Gerardo Morales, de viaje en el exterior al momento del hecho, se expresó al respecto recién 3 días después.

Por: Valeria Virginia Villanueva
villanueva.valeriavirginia@gmail.com

La violenta irrupción de la policía provincial con 5 patrulleros en la Universidad de Ciencias Agrarias de Jujuy en la noche del miércoles pasado encendió la alarma de la democracia nuevamente. El episodio logró difusión masiva gracias a un video en el que se observa el momento en que se llevaban detenido un referente del Centro de Estudiantes, Joaquín Quispe, y al estudiante Ignacio García. El documento refleja la tensión, la amenaza de los efectivos a quien filmaba en su derecho en plena vía pública, mientras Quispe era esposado y se quejaba: “me están lastimando”.

Tal como expresó la misma institución como decenas de organismos nacionales de Derechos Humanos, se trató de un operativo ilegal, ya que careció de cualquier tipo de autorización judicial, con lo cual violó la autonomía universitaria. Sin embargo, el episodio fue primero justificado por el Ministerio de Seguridad jujeño, que criminalizó una celebración estudiantil autorizada por el rectorado, y el silencio del gobernador, que se hallaba de viaje en el exterior y recién se expresó en contra del hecho en la madrugada del sábado.

En ese sentido, quienes repudiaron el hecho advirtieron el carácter dictatorial del mismo y coincidieron en vincularlo con la detención política de la dirigente Milagro Sala y con el recuerdo de represiones estudiantiles como la trágica “noche de los bastones largos”.

Asimismo, se reitera una acción ilegítima de fuerzas de seguridad en el ámbito de la educación pública, tras las recientes represiones a manifestaciones docentes e intromisiones dentro de escuelas estatales para controlar el presentismo en jornadas de paro, como ocurrió en el partido de La Matanza.

El comunicado de la UNJu

“El operativo realizado fue a todas luces ilegal pues no respetó lo establecido en el Artículo 31 de la Ley N° 24.521 de Educación Superior que determina: ‘La fuerza pública no puede ingresar en las instituciones universitarias nacionales si no media orden escrita previa y fundada de juez competente o solicitud expresa de la autoridad universitaria legítimamente constituida’”, remarcaron desde la UNJu en el escrito dirigido a las autoridades provinciales.

En ese sentido, denunciaron que “la actitud de la fuerza policial fue un claro atropello a toda la comunidad académica de la Universidad Nacional de Jujuy, cuna de propuestas, ideas, y debates en el marco de la libertad de cátedra y la autonomía universitaria”. “La prepotencia y arbitrariedad con la que actuó la fuerza policial representa, muy especialmente, una gravísima actitud de amedrentamiento hacia los jóvenes universitarios y sus instituciones”.

En tanto, desmiente “las explicaciones esgrimidas por las autoridades policiales” y agrega que “las adhesiones y muestras de solidaridad expresadas en todo el país y América Latina confirman la gravedad de los hechos, pese a que algunos sectores aún intentan instalar la idea de ‘simple controversia’ o bien estigmatizar y desacreditar a los estudiantes universitarios”.

Por último, la UNJu exigió “las explicaciones correspondientes para que no se vuelvan a repetir estas acciones y renovando nuestro compromiso con una sociedad libre, justa, inclusiva y fortalecida por la defensa irrestricta de los derechos más elementales”.

Anuncios