Durante el curso de la semana pasada, varios jefes comunales compartieron un asado con el hijo de la ex presidenta, Máximo Kirchner y el titular del PJ bonaerense, Fernando Espinoza, en un intento de armar una lista de unidad. En el encuentro no estuvo el randazzismo

La casa del diputado porteño Juan Cabandié ofició de sede del cónclave. La mesa la encabezaron Máximo Kirchner, Fernando Espinoza, y los intendentes Verónica Magario y Martín Insaurralde. Estos últimos aparecen cada vez más como una posible fórmula del Frente para la Victoria en la provincia de Buenos Aires.

El resto de los comensales fueron jefes comunales que representan a distintos espacios del peronismo, en una nueva demostración de que los grupos que hasta ahace dos meses parecían consolidados hoy están más bien quebrados y dispersos. Para muestra nada mejor que el grupo Esmeralda. En la cena estuvieron el mencionado Insaurralde y Juan De Jesús, pero ninguno de los alcaldes que más fuerza la candidatura de Florencio Randazzo.

Concurrieron a la reunión los intendentes Jorge Ferraresi, Gustavo Menéndez, Mario Secco, Walter Festa, Juan Ustarroz, Leonardo Nardini, Ariel Sujarchuk, Francisco Durañona y Pablo Zurro, además de los legisladores de La Cámpora Eduardo “Wado” De Pedro y Andrés Larroque, además del anfitrión.

El objetivo del cónclave fue buscar puntos de consenso para trabajar de manera mancomunada con la “intención de fortalecer el PJ como organización política y dejar atrás las bandas o tribus”, de acuerdo a lo informado “off the record” por parte de un dirigente camporista.

Y en ese sentido se habló de “armar una lista amplia y fuerte electoralmente”, y para ello necesitan amalgamar a todos los sectores.

También se supo que hubo un espacio temporal amplio para trazar un panorama dela provincia de Buenos Aires, y cada uno de los jefes comunales expuso la situación en su distrito, fundamentalmente en los problemas derivados del plan económico del Gobierno nacional.

Para demostrar que nos e trató de una reunión más, los presentes acordaron la continuidad de las conversaciones, y quedaron en volverse a encontrar el próximo martes, seguramente con la ampliación de la mesa a otros alcaldes del peronismo.

Anuncios