El ministro de Educación de la provincia de Buenos Aires, Alejandro Finocchiaro, aseguró que la oferta a los docentes realizada este lunes es “superadora de la anterior”, al pagar en dos y no tres cuotas la suba del 20% y elevar hasta $2.500 pesos la suma no remunerativa extraordinaria, pero los gremios docentes dijeron que es “similar a las anteriores”.

El ministro de Educación de la provincia de Buenos Aires, Alejandro Finocchiaro, aseguró que el gobierno provincial seguirá “apostando por el diálogo” en el marco de la discusión salarial con los docentes y sostuvo que la oferta planteada en el encuentro de hoy fue “superadora de la anterior”.

Finocchiaro consideró que “sería un error” por parte de las organizaciones sindicales llamar a una medida de fuerza porque -indicó- eso implicaría “romper el diálogo”, en declaraciones a la prensa que formuló tras una nueva reunión paritaria.

De este modo respondió a losrepresentantes de los gremios docentes que rechazaron la nueva propuesta salarial del gobierno bonaerense tras la duodécima reunión de la mesa técnica salarial del sector.

La secretaria gremial del Suteba, María Laura Torre, y su par de la FEB, René Cruz, consideraron que la oferta fue “similar a las anteriores”, al formular declaraciones a la salida del encuentro que se desarrolló en el ministerio de Economía provincial en La Plata.

El gobierno bonaerense había elevado hasta los 2.500 pesos la oferta a los docentes de una suma no remunerativa extraordinaria para atender los reclamos de los gremios por la pérdida de poder adquisitivo por inflación durante 2016 y redujo de tres a dos cuotas la aplicación del 20% de aumento para este año, durante la duodécima reunión de la mesa técnica salarial que se lleva a cabo este martes en La Plata.

La propuesta del Ejecutivo provincial, a cargo de María Eugenia Vidal, duplicó a la de la última oferta de 750 pesos como reparación por la inflación del año anterior y la elevó a 1.500 pesos por cargo o su equivalente en horas cátedra, con un máximo de 2.500 pesos para quienes cubren dos cargos, según pudo saber esta agencia de fuentes cercanas a la negociación.

En términos salariales para 2017, la oferta prevé un incremento del 11% en abril que alcanza el 20% en septiembre, idéntica cifra que la del encuentro anterior pero en dos tramos y ya no en tres como en la anterior propuesta, aunque ahora la revisión para aplicar la denominada cláusula gatillo por inflación será semestral.

De este modo, según los cálculos oficiales, en septiembre el maestro de grado con jornada simple sin antigüedad pasará a cobrar 11.761 pesos.

Además, se mantiene el bono por ausentismo, que será abonado cuatrimestralmente, y se calcula en unos 5.000 pesos por año y por trabajador.

Participaron del encuentro desde poco después de las 9.30 representantes de los ministerios de Economía, Trabajo y Educación junto a dirigentes gremiales de Suteba, FEB, Sadop, AMET, UDA y Udocba.

El 17 de abril pasado, los gremios docentes rechazaron una oferta oficial de un acuerdo salarial hasta el año 2019 que consistía en un aumento del 20 por ciento como piso, con una cláusula gatillo que garantizaba su eventual reformulación a la luz de la inflación oficial de este año, y su concreción sería en tres cuotas.

La propuesta formulada por la administración de Vidal incluía el pago de un adicional por presentismo anual de 5.300 pesos en el ingreso promedio, además de una compensación por el 2016, consistente en el pago de una suma fija de 750 pesos por cargo.

La oferta incorporaba también un cronograma para el año próximo y el subsiguente: para el 2018, sugería establecer un aumento salarial equivalente al porcentaje de inflación más un 10 por ciento, a lo que se sumaba un adicional anual por presentismo de 20.000 pesos sujeto a la baja en los índices de ausentismo; en tanto, para el 2019, establecía como pauta del incremento salarial la inflación más un 10 por ciento, más un adicional anual por presentismo, también sujeta a la baja en ese índice.

Anuncios