Tres presuntos miembros de una célula yihadista del Estado Islámico (EI) fueron arrestados este lunes en la norteña Cataluña, España, y en Tánger, Marruecos, en un operativo policial conjunto de las fuerzas de seguridad españolas y marroquíes.

En Cataluña, en la ciudades de Badalona y Salou, la policía nacional española detuvo a dos hombres de nacionalidad marroquí de 21 y 32 años, respectivamente, informó el Ministerio del Interior español en un comunicado.

En tanto, la Dirección General de la Vigilancia del Territorio de Marruecos (DGST) arrestó a un tercer hombre acusado de integrar la misma célula yihadista que realizaba labores de captación, adoctrinamiento y reclutamiento a favor del EI.

El operativo es la continuación de una investigación abierta en octubre de 2015 en torno a un grupo afincado en España y Marruecos, que permitió la detención de otras diez personas.

“Los dos detenidos en España mantenían contactos habituales con otros arrestados en el país por su pertenencia al EI, así como con miembros destacados de esta misma organización ubicados en Siria e Irak, donde tenían intención de viajar para combatir”, según Interior.

Asimismo, habían manifestado su voluntad de realizar la Yihad y morir como mártires, y para este propósito veían e intercambiaban de forma reiterada material audiovisual del EI.

Los presuntos yihadistas también recibieron instrucciones sobre formación militar, y entrenamientos en técnicas de boxeo y lucha cuerpo a cuerpo, y a su vez habían realizado labores de adoctrinamientos en personas próximas de su entorno y de forma virtual a través de las redes sociales.

Desde principios de 2015, las fuerzas de seguridad españoles arrestaron a 207 presuntos yihadistas en operativos realizados en España y en el exterior, de acuerdo con datos del Ministerio del Interior.

Anuncios