Mauricio Macri, al inaugurar el Metrobús de La Matanza junto a la intendenta Verónica Magario, aseguró que cuando “las diferencias políticas son dejadas de lado”, se logran “este tipo de cosas”.

El presidente Mauricio Macri afirmó que la inauguración del Metrobús demuestra que “se puede pasar de una Argentina del atajo a una Argentina del trabajo”, a la vez que destacó la presencia de “un Estado al servicio de la gente”, con obras “que comienzan y terminan en la fecha prometida” y que son “sinónimo de futuro y nunca más de corrupción”.

Acompañado por la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich; y la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, el jefe de Estado remarcó que, cuando “las diferencias políticas” son “dejadas de lado”, y se pone “la energía en construir y no en confrontar”, se logran “este tipo de cosas”, en referencia a la obra del Metrobús inaugurada el viernes.

“Si las diferencias políticas son dejadas de lado y se prioriza el trabajo conjunto en favor de la gente, se logran este tipo de cosas”, afirmó Macri en su discurso. Allí, consideró que el Metrobús inaugurado “es una transformación histórica para el barrio y lo que esperaba la gente hace mucho tiempo”.

Esas afirmaciones las hizo en el acto que se llevó a cabo en la parada Federico Russo de la autovía inaugurada y destacó que el nuevo sistema “cambiará la vida de cientos de miles de personas todos los días”.

Según se informó, la obra del Metrobus demandó una inversión de 1.721 millones de pesos y recorre 40 estaciones sobre la ruta nacional 3, entre la ruta provincial 21 y la Av. Presidente Perón (San Justo), permitiendo un ahorro en el tiempo del viaje del 15 por ciento para automóviles y de un 27 por ciento para colectivos, según se informó oficialmente.

Anuncios