Con la mayor participación de sufragantes de los últimos 20 años, cerraron sus puertas los colegios electorales de Corea del Sur dando por finalizada la votación en la que se elegirá nuevo presidente y según las encuestas a boca de urna dadas a conocer por las tres principales emisoras televisivas, el liberal Moon Jae-in se habría impuesto con el 41,4% de los votos.

De acuerdo con los sondeos divulgados por los canales de televisión locales MBC, KBS y SBS, en segundo lugar se situaría Hong Joon-pyo, del conservador Partido de Libertad Surcoreana con el 23,3%, mientras que Ahn Cheol-soo, del centroizquierdista Partido Popular, se ubicaría en tercer puesto, con el 21,8%, informó la agencia coreana de noticias Yonhap.

La alta participación ciudadana -que sería superior al 80%-, estuvo motivada especialmente por la indignación popular que generó el llamado caso “Rasputina”, por el que la presidente Park Geun-hye fue destituida el pasado 10 de marzo.

Park está acusada de crear una red de tráfico de influencias con su amiga Choi Soon-sil, conocida como la “Rasputina” por su influencia sobre la ex mandataria, que sobornó millones de dólares a grandes empresas. La destituida mandataria se encuentra en prisión preventiva y encara penas hasta de cadena perpetua.

El caso “Rasputina” obligó por primera vez en democracia a que Corea del Sur adelantara comicios para elegir presidente después de que, también por primera vez, el Tribunal Constitucional ratificara la destitución de un líder.

Anuncios