El presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Emilio Monzó (Cambiemos), destacar la “respuesta institucional” del Congreso para aportar con “celeridad” una “nueva herramienta jurídica” para limitar el fallo de la Corte Suprema que habilitó la aplicación del 2×1 a un condenado por delitos de lesa humanidad.

Emilio Monzó, presidente de la Cámara de Diputados, afirmó este jueves que “el consenso y el acuerdo son una fórmula” que “permitirá cerrar las grietas que dividen a los argentinos”.

“Frente al desconcierto y los temores que despertó el fallo de la Corte Suprema que habilitó la aplicación del ‘dos por uno’ a un condenado por delitos de lesa humanidad, el Congreso de la Nación ha encontrado una respuesta institucional que, sin avasallar a otro poder del Estado, aporta una nueva herramienta jurídica para resolver casos de esta naturaleza”, señaló Monzó en una columna que publica este jueves el diario La Nación.

El diputado oficialista valoró así el veloz tratamiento y sanción que el parlamento le dio en 48 horas a la ley interpretativa que “frena la aplicación del 2×1 ante crímenes de lesa humanidad y fija un marco restrictivo para su reconocimiento a los condenados por delitos comunes” con “celeridad, con prudencia y, fundamentalmente, con un gran consenso democrático que vale la pena destacar”.

“El proyecto aprobado casi por unanimidad en la Cámara de Diputados demuestra, más allá de su estricto contenido jurídico, la vocación de acuerdo en torno de temas fundamentales de la República”, resaltó Monzó en el artículo titulado “Detrás de la sanción del proyecto subyace el arte del consenso”.

El dirigente bonaerense definió que “la Argentina de la grieta; la Argentina empobrecida; la Argentina de las heridas abiertas y de los grandes desafíos, requiere, para cualquier proyecto de futuro, dos aportes esenciales: consenso y responsabilidad institucional” y subrayó que “eso es lo que se procura desde la Cámara de Diputados de la Nación”.

“Ese es, más allá de tecnicismos, el aporte que se ha hecho ante este nuevo debate sobre derechos humanos. El consenso y el acuerdo son una fórmula que no sólo permitirá cerrar las grietas que dividen a los argentinos; permitirá avanzar en la construcción de un mejor futuro”, amplió.

Monzó valoró que la ley sancionada por el Congreso se alcanzó “con extrema responsabilidad institucional y absoluto respeto por la independencia del Poder Judicial” y marcó que “el resguardo de esa independencia debe ser parte de los grandes consensos nacionales”.

“No habrá grandes soluciones sin grandes acuerdos. La ciudadanía espera y reclama estos consensos, por encima de diferencias que deben ser expresadas sin agravios ni atropellos”, finalizó.

Anuncios