“Particularmente las formaciones de esquistos en la Argentina prometen un gran potencial. Wintershall cuenta con una larga experiencia local y también con la competencia técnica para participar responsablemente en el desarrollo del futuro energético del país”, aseguró el director general de la compañía, Gustavo Albrecht, al inicio de la perforación del primer pozo.

A través de un comunicado difundido este jueves, la firma destacó que de esta manera inició un segundo proyecto piloto de petróleo de esquisto en la Argentina, con una participación del 100% de las operaciones.

“Con los pozos que se perforan en Bandurria Norte, de 107 kilómetros cuadrados, se tiene la intención de llegar a la prometedora formación Vaca Muerta, que pueden encontrarse a una profundidad de entre 2.700 y 3.000 metros”, indicó Albrecht.

En 2015, la petrolera alemana comenzó un proyecto parecido en el cercano bloque Agua Federal, donde ya perforó cuatro pozos horizontales.

Al igual que con Bandurria Norte, los primeros resultados de Agua Federal se esperan para 2018.

Hasta ahora, Wintershall concentró su actividad en la Argentina, principalmente en la recuperación de hidrocarburos de yacimientos convencionales, pero no como operador.

“En la actualidad, como operadores, estamos investigando el potencial de los reservorios no convencionales en los bloques Aguada Federal y Bandurria Norte”, señaló el director ejecutivo de la empresa, Mario Mehren.

Subrayó que “la exploración y producción de yacimientos no convencionales plantea importantes desafíos tecnológicos”, y aseguró que “Wintershall se encuentra en excelentes condiciones para afrontar dichos desafíos gracias a la experiencia adquirida durante décadas con una producción eficiente y responsable, y de bajo impacto ambiental, de reservorios complejos, y sobre todo por su competencia tecnológica, obtenida mediante la producción de gas de baja permeabilidad en Alemania”.

Señaló que “la producción de Argentina disminuyó de manera considerable durante los últimos diez años, y el país ha pasado de ser exportador neto a importador neto de gas”.

“A fin de contrarrestar esta situación, el gobierno argentino favorece y promociona la expansión de la producción doméstica y, en particular, el desarrollo de reservorios no convencionales”, remarcó Mehren.

Wintershall opera desde hace más de 20 años en la provincia de Neuquén, donde ha estado produciendo petróleo y gas a partir de diferentes reservorios convencionales y de gas con baja permeabilidad (tight).

Además de la operación en Bandurria Norte, participa en las operaciones de los bloques San Roque y Aguada Pichana, desde 1994; y Aguada Federal, desde 2014, todos en Vaca Muerta.

“Siendo el cuarto productor de gas natural más grande en el país, Wintershall Energía desarrolla un papel importante en cuanto a la exploración y producción de petróleo y gas natural en Argentina”, indicó Albrecht.

La compañía lleva operando en Argentina desde 1978, con hincapié en las actividades de producción de gas natural.
Tiene participaciones en 15 yacimientos de petróleo y gas, con una producción anual de aproximadamente 26 millones de barriles equivalentes de petróleo (BOE).

La cantidad de producción más relevante corresponde a los yacimientos fuera de la costa (offshore), ubicados frente a la provincia de Tierra del Fuego.

Anuncios