El movimieto Barrios de Pie promovió “mil ollas populares en todo el país” con la modalidad de “sacar a la calle” a los comedores comunitarios para, también ahí, recibir donaciones de leche en polvo con la consigna “Un alimento por una sonrisa”, en reclamo de que se declare la emergencia alimentaria.

Daniel Menéndez, coordinador nacional de Barrios de Pie, dijo a Télam que se está elaborando “un proyecto de emergencia alimentaria que será presentado la semana próxima en el Congreso”, que apunta a realizar un relevamiento de niños, niñas y adolescentes con malnutrición o en riesgo de estarlo a fin de que se les ofrezca una asistencia acorde.

El dirigente indicó que los manifestantes se concentraron frente al Obelisco y que además se realizarán cortes parciales en Puente Pueyredón, Puente La Noria, Panamericana y 197, Acceso Oeste, Autopista Buenos Aires-La Plata y en distintos puntos de todo el país.

Menéndez sostuvo que el Gobierno debe “rever con urgencia su política económica” que genera que “el consumo de leche esté en los niveles más bajos desde la crisis del 2001” lo que perjudica “especialmente a los sectores más humildes”.

“Según datos oficiales de la Subsecretaría de Lechería del Ministerio de Agroindustria de la Nación, la caída en el consumo de leche en el 2016 fue del 9 por ciento con respecto a 2015, y es la más fuerte desde 2002, cuando cayó un 14 por ciento frente a 2001”, aseguró el coordinador.

Un relevamiento realizado por la organización sobre la situación nutricional en sus más de 2 mil comedores, muestra que de los 50 mil niños que asisten diariamente, el 40 por ciento “tiene bajo peso con riesgo de malnutrición”, señala.

En la ciudad de Buenos Aires, la jornada de protesta finalizará con una protesta a las 19, frente al Congreso Nacional.

Anuncios