Paritarias: Nueva conciliación en el conflicto de la UOM

Paritarias: Nueva conciliación en el conflicto de la UOM

Las cámaras mantuvieron su oferta y no hubo acuerdo. El gremio está en conciliación obligatoria hasta el martes de la semana que viene, día en que tienen una nueva audiencia. Por su parte, el gobierno nacional teme medidas de fuerza paralicen al sector industrial.

“No hubo acuerdo”, fueron las palabras de los dirigentes de la UOM al salir de la reunión paritaria en el Ministerio de Trabajo. El gremio está en conciliación obligatoria hasta el martes de la semana que viene, día en que tienen una nueva audiencia. Por su parte, el gobierno teme medidas que paralicen al sector industrial.

Emiliano Gallo, secretario de Prensa del sindicato, le dijo a Crónica que “llegaron a ofrecernos un 20% más un 2% que ya estaba pactado como la base de cálculo”.

Por eso, dado que existe una lejanía “innegociable” entre ambas partes, la reunión finalizó en un nuevo fracaso. Desde la Unión Obrera Metalúrgica piden llegar al 30 por ciento, aunque reconocen que “es un número muy justo si se tiene en cuenta la pérdida de poder adquisitivo”.

Este lunes, mientras los dirigentes se reunían en el Ministerio de Trabajo, afiliados al gremio se movilizaron frente a la cartera laboral ubicada en Callao 114. En esa línea, Gallo aseguró que “el martes 30, cuando nos sentemos nuevamente a negociar, también habrá una masiva movilización”.

Mientras reina la conciliación obligatoria (este lunes se extendió por cinco días más), la UOM no realizará medidas de fuerza pero, tal como quedó asentado en el plenario de delegados llevado a cabo en Mar del Plata, a medida que pase el tiempo se “intensificarán los reclamos”.

Se espera que la semana que viene vuelvan los paros de 30 minutos cada una hora de trabajo más asambleas en todos los establecimientos, “explicando la mala situación por la cual estamos pasando los trabajadores argentinos”.

En cuanto a un paro general del gremio, Gallo adelantó que “después del paro no hay nada, por eso no queremos quemar etapas”. Aunque, en off, varios delegados reconocen que “no estamos lejos”.

Tal como reconoció Antonio Caló (titular del gremio), “el metalúrgico tiene hoy un sueldo de base de $8.500, que es la mitad del costo de la canasta básica”. Para el gremialista, “el sector pidió el aumento desde principios de abril, mientras los empresarios se mantienen, primero en el 17% y ahora en el 20 por ciento”.

El gremio reclama el 30% argumentando que con esa cifra se garantizará que los trabajadores metalúrgicos de los escalafones más bajos lleguen a un salario de 13.000 pesos y así no queden bajo la línea de la pobreza.

Anuncios