Corbyn
Corbyn

El líder laborista Jeremy Corbyn, quien se acerca en las encuestas cada vez más a Theresa May, reanudó hoy la campaña electoral para las elecciones generales anticipadas del 8 de junio, después de la suspensión de todos los actos políticos tras el atentado en el Manchester Arena ocurrido el lunes último, en el que murieron 22 personas y otras 64 resultaron heridas.

Corbyn; Según la última encuesta de YouGov para el Times, los conservadores parecen haber perdido apoyo desde que ocurrió el ataque al estadio en el que se presentaba la cantante pop Ariana Grande, y Theresa May quedó a sólo cinco puntos por encima del laborismo (43% a 38%).

Al inicio de la campaña electoral, algunas encuestas daban a los conservadores más de 20 puntos de diferencia por encima del laborismo.

En un discurso que brindó esta mañana en el centro de Londres, Corbyn sugirió que la política exterior del gobierno británico conlleva cierta responsabilidad por los ataques integristas en el país.

Sostuvo que la “la guerra contra el terrorismo simplemente no está funcionando” y que la política exterior del Reino Unido cambiaría bajo un gobierno laborista.

Dijo que si bien ningún gobierno puede prevenir cada ataque, tiene la responsabilidad de minimizar esa posibilidad, asegurar que la policía tenga los recursos que necesita, que la política exterior reduzca en lugar de aumentar las amenazas al Reino Unido.

En ese sentido, acusó al gobierno de equivocarse en esos tres puntos y afirmó que como consecuencia, la inseguridad está creciendo.

Los liberales demócratas acusaron a Corbyn de tratar de buscar una ventaja política del ataque en Manchester, según medios locales.

“Algunos líderes políticos han tratado de politizar los acontecimientos de la semana, pero ahora no es el momento, y esto no es el caso, para buscar ventaja política”, dijo el ex líder liberal demócrata Paddy Ashdown.

“Las familias de las víctimas en Manchester tienen derecho a esperar que los partidos políticos respondan con moderación y sensibilidad a estos crímenes imperdonables”, insistió.

Por su parte, el ministro de Seguridad conservador Ben Wallace dijo a la BBC que los comentarios de Corbyn son “totalmente inapropiados”.

Anuncios