Especialistas del hospital de Concordia investigan si un chico de 15 años al que atendieron por lesiones es la primera víctima del juego virtual Ballena Azul en Entre Ríos.

El Juego Ballena Azul en Concordia

“Estamos tratando de chequear todo y estamos localizando al joven de 15 años, antes de confirmar algo relacionado” sobre el juego, dijo el director del hospital Delicia Concepción Masvernat, Miguel Ragone.

El chico “fue atendido y normalmente, si hay una lesión sospechosa se lo deriva al hospital de adolescencia o a de salud mental”, explicó Ragone y precisó que en este caso lo enviaron “a la guardia al consultorio de adolescencia, donde fue atendido como cuando llegan con heridas auto infligidas”.

En ese sector “justo había una charla a la comunidad y salió el tema del juego, pero no podemos confirmar nada aún porque estamos tratando de chequear todo y estamos localizando al joven”, indicó el director del hospital de Concordia.

Ballena Azul es un juego que propone a los participantes, mayoritariamente chicos vulnerables de 12 a 16 años, a 50 desafíos en el que el suicidio es el último de la lista.

Originario de Rusia, los administradores -también llamados curadores- contactan a chicos y adolescentes a través de perfiles falsos de redes sociales y aplicaciones de grupos cerrados para invitarlos a participar del juego, para lo cual deben superar distintas pruebas diarias, la mayoría peligrosas, durante 50 días. El último reto es quitarse la vida.

Los pruebas implican cortarse los labios, hacerse un agujero en la mano o tatuarse una ballena en el brazo con una lámina, lo que deben probar a través de fotos y videos.

Las denuncias sobre adolescentes que son invitados a ingresar al juego se replican en Europa y Sudamérica, principalmente en Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay.

Anuncios