River Plate prolongó su racha a nueve victorias consecutivas como visitante desde que superó a Olimpo en Bahía Blanca el 18 de diciembre pasado, una marca que el ‘millonario’ no alcanzaba desde 1997 con Ramón Díaz dirigiendo a un equipo que ganó tres torneos de AFA.

Por José Luis Ponsico

La gran campaña de River

En la reanudación River venció por Copa Libertadores a Deportivo Independiente, Medellín (15/03), a Lanús en La Fortaleza (21/03) Godoy Cruz (2/04) Mendoza, Tigre (16/04) en Victoria; Emelec, en Ecuador (27/04), Boca en “La Bombonera” (14/05), Melgar en Perú (18/04) y el lunes pasado Gimnasia y Esgrima en La Plata (22/05).

El nuevo ciclo de River con Marcelo Gallardo alcanza a otra racha de 15 partidos sin derrotas desde la igualdad con Unión de Santa Fe en el Monumental -un equipo con varios suplentes- que incluye 12 triunfos y tres empates entre el campeonato de los 30 equipos y la Libertadores.

En 2014 River, con doce partidos sin perder del ciclo Ramón Díaz y veintitrés del equipo del “Muñeco” tuvo su propio récord. Cayó antes Estudiantes de La Plata, 0-1 racha de 34 partidos, serie invicta. En el lapso ganó la Copa Sudamericana y resultó subcampeón de Racing, jugando con suplentes.

Ahora va detrás de otro récord. Entre 1937 y 38 River, bicampeón alargó la serie de once partidos ganados de visitante. Tiempos del “Mortero de Rufino”, el inolvidable Bernabé Ferreyra, con promedio de más de un gol por partido.

La racha incluyó a Lanús, Ferro, Quilmes, Atlanta, Gimnasia y Esgrima La Plata, Vélez Sarsfield, Argentinos Juniors. Boca, Platense, Estudiantes de La Plata y Tigre. El ataque lo conformaban Carlos Peucelle, Renato Cesarini, Bernabé, José Manuel Moreno y Pedernera.

El triunfo del lunes en el Bosque remite a otro recuerdo. River no ganaba por tres goles de diferencia en el estadio de Gimnasia y Esgrima La Plata, desde el 12 de octubre del ´56 en que superó al local, en tiempos de Luis Pentrelli, Francisco Loiácono -que no jugó, lesionado- y un bisoño Diego Bayo, por 4 a 1.

Hace 61 años River doblegaba a Gimnasia con goles de Eliseo Prado (2), Félix Loustau y un eterno Angel Labruna, de 37 años. Para Gimnasia descontó Pentrelli, enseguida transferido al fútbol italiano con Loiácono, donde se destacaron. El ‘millonario’ ese año ganó el torneo en dura disputa hasta el final con Lanús, de gran campaña.

Anuncios