Once presos
Once presos

Once presos que cumplen largas condenas en Génova almorzarán con el Papa en el santuario de Nuestra Señora de la Guardia durante la visita apostólica que realizará el próximo sábado, informó la diócesis de esa ciudad del noroeste de Italia.

Once presos; Al almuerzo con Jorge Bergoglio concurrirán cinco detenidos en la cárcel de Marassi y otros seis de la de Pontedecimo -ambas genovesas-, de los cuales dos son mujeres, reportó la agencia italiana de noticias Ansa.

“Fueron elegidos entre aquellos que descuentan las penas más largas y no pueden beneficiarse de medidas alternativas o de semilibertad. Para estas personas, poder encontrarse con el papa Francisco debe ser una verdadera ocasión para devolver la esperanza”, afirmó hoy monseñor Giacomo Martino, responsable de

la oficina de Migrantes de la diócesis de Génova y capellán del distrito de Pontedecimo.

En total asistirán 130 comensales, pues además de los presos fueron invitadas personas pobres y sin
hogar, que asisten numerosas asociaciones eclesiales, migrantes y solicitantes de asilo alojados en las diversas estructuras de la diócesis.

“Los huéspedes del papa Francisco -dijo monseñor Martino- se sentarán a almorzar con él y serán servidos por sus cuidadores y por los voluntarios de las asociaciones que los siguen diariamente”.

Salvo el cardenal Angelo Bagnasco, arzobispo de Génova, y los invitados de Bergoglio, no concurrirá “ninguna otra persona, ni siquiera nosotros, los sacerdotes, porque debe ser un momento sólo para ellos. Cada minuto que el Papa pase tiempo con nosotros, los sacerdotes o monjas, sería un minuto perdido para estar con los pobres” y los presos, explicó.

En total, al santuario de la Guardia subirán tres autobuses. Otros detenidos, 12 de Marassi y 12 de Pontedecimo, también estarán presentes en la misa de la tarde en Piazzale Kennedy.

Anuncios