Lesbofobia: Escándalo en el Colegio Manuel Dorrego

Escándalo en el Colegio Manuel Dorrego por un caso de lesbofobia

Una profesora y el director del colegio Manuel Dorrego retaron a una pareja que caminaba de la mano durante un recreo. Los estudiantes reaccionaron ante el hecho y defendieron de manera colectiva a sus compañeras

El colegio Manuel Dorrego de Morón, una de las instituciones educativas más emblemáticas del partido bonaerense, se vio envuelto en una polémica entre directivos y alumnos por un caso de lesbofobia contra una pareja de dos chicas estudiantes.

Una profesora impidió que dos alumnas estuvieran de la mano durante un recreo y luego recibió el aval del propio director de la entidad, Gustavo Martínez, quien, según los estudiantes, se acercó a las jóvenes y les dijo la desafortunada frase: “Tengo amigos homosexuales y no dejo que se besen delante de mis hijos”.

A raíz del hecho, la comunidad del alumnado de la escuela desplegó una campaña de repudio contra las actitudes homofóbicas procedentes del departamento directivo y realizaron numerosas medidas de concientización en el propio colegio.

Así, el último viernes se realizaron asambleas en cada uno de los turnos, donde incluso participó un grupo de profesores. Allí se discutieron y rechazaron las expresiones de la docente y del director y se discutieron medidas a seguir en el transcurso de los próximos días.

“Como estudiantes, marcamos la gravedad que representa este hecho, ya que va en contra de años de lucha y manifestación social plasmados en un conjunto de leyes a favor de la Diversidad Sexual, Identidad de Género, Matrimonio Igualitario; sumado al encuadre inconstitucional de cualquier tipo de acto discriminatorio”, fue el texto redactado desde la Comisión por la igualdad de género y contra la Violencia del Centro de Estudiantes de la Escuela.

“Dejamos en claro que como estudiantes vamos a continuar tratando y profundizando el tema, ya que, además, somos conscientes del recorrido que estas ideas tienen en nuestra sociedad y la impronta que el mismo sistema capitalista les da en pos de fomentar la desigualdad entre las personas”, añadieron.

Además, la escuela fue empapelada con carteles cuyas consignas eran frases como “No necesito ser homosexual para saber que la homofobia es un error”, “Señor director, debería estar amando a alguien” y “Todo amor es legal”.

“Cada vez se tornan más frecuentes las denuncias de prácticas discriminatorias y violencia institucional en Morón. Como veníamos alertando, no se trata de episodios aislados ni es casual la recurrencia: tiene que ver, por un lado, con el cambio político operado a nivel local que ha desmantelado lo construido durante años en materia de políticas públicas y ordenanzas de Derechos Humanos, Género y Diversidad en el distrito”, explicó Diego Bocchio, coordinador de Conurbanos por la Diversidad en la zona Oeste, a El Diario de Morón.

El incidente en el colegio Manuel Dorrego sucedió pocos días después de otro hecho de homofobia ocurrido en la zona. El 19 de abril, una pareja de dos mujeres fue reprendida por la policía local por besarse en público.

Hace unas semanas se organizó un “besazo” en la plaza Alsina, en repudio a los actos homófobos policiales en Morón

A raíz de ese suceso, la organización Conurbanos por la Diversidad y el Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación convocó al llamado “besazo” en la Plaza Alsina de Villa Sarmiento, para repudiar el accionar policial.

Anuncios