Macron
Macron

Macron; El líder ruso, Vladimir Putin llegó después de las 14.15 hora local (9.15 hora argentina) con algo más de media hora de retraso respecto del programa inicial al patio del Palacio de Versalles, en la primera visita de un jefe de Estado extranjero al nuevo presidente francés.

Allí le estaba esperando Macron, con quien después de darse un apretón de manos cordial entró en el interior del edificio para una primera entrevista y un almuerzo de trabajo que terminará con una comparecencia de ambos políticos ante la prensa.

La de este lunes es la primera visita oficial de un jefe de Estado extranjero durante el mandato del nuevo presidente francés, que asumió el poder el pasado día 14, tras haber ganado las elecciones una semana antes.

En lugar del ambiente oficial del Palacio del Elíseo, residencia oficial del jefe del Estado, Macron optó por tener como escenario para la cita la que fue la corte de los reyes de Francia, puntualizó la agencia de noticias EFE.

El motivo fue una exposición que se inaugura sobre la visita realizada allí por el zar Pedro el Grande en 1717 y sobre los 300 años de relaciones diplomáticas entre ambos países.

La ministra francesa de Asuntos Europeos, Marielle de Sarnez, recordó hoy las “diferencias” que París mantiene con Moscú sobre los conflictos en Siria y Ucrania.

Respecto de Ucrania, De Sarnez subrayó que las sanciones europeas contra Rusia se explican porque Putin “hizo algo que era totalmente ilegal con Crimea” al anexionarse ese territorio y también por su actuación en la región del Donbass.

La ministra francesa también había anticipado que Macron no iba a evitar abordar ningún tema, al ser preguntada sobre si se trataría de la cuestión de los derechos de los homosexuales en Chechenia.

“Uno puede imaginarse que la conversación será franca y muy directa”, dijo la ministra a la emisora BFMTV, citó la agencia de noticias DPA.

El embajador ruso en Francia, Alexander Orlov, manifestó su esperanza en la emisora Europe 1 de que el encuentro sirva para apartar “la desconfianza que se ha acumulado en los últimos años” entre París y Moscú.

Amnistía Internacional organizó este lunes una protesta en París coincidiendo con la visita de Putin a Francia para denunciar el trato de los homosexuales en Chechenia.

Anuncios