Charlas

Charlas. El desafío de estudiar y trabajar, los encuentros impulsados por la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM), se desarrollaron con el objetivo de evitar que estudiantes de Ingeniería y Arquitectura abandonen sus estudios por motivos laborales.

“El estilo de charlas que comenzamos a impulsar desde el año pasado es con testimonios de egresados jóvenes de esta Universidad”, explicó la coordinadora de tutorías del Departamento de Ingeniería e Investigaciones Tecnológicas, Cristina Otegui, con el fin de “poder motivar a los alumnos a que sigan la carrera, no abandonen y obtengan el título universitario”.

En esta oportunidad, el ingeniero en Informática Hernán Petitti, egresado de la UNLaM, compartió su experiencia con los estudiantes. “Mi objetivo principal es transmitir pasión y vocación por lo que uno hace”, sostuvo. Como director de Ventas y Marketing de Microsoft en Argentina, Chile y Uruguay, el invitado brindó herramientas y consejos para poder sobreponerse a las principales dificultades que se presentan durante la carrera universitaria.

“Quiero generarles motivación. Hay algo que, a los técnicos e ingenieros, nos apasiona y eso es el saber cómo funcionan las cosas. Si conseguís un estudio de grado y un trabajo haciendo lo que te gusta, tenés un diferencial por sobre todo el resto”, manifestó Petitti. Asimismo, opinó sobre la actualidad de los alumnos: “No es fácil para la gran mayoría poder sustentar el estudio, la economía de la casa y dedicarle horas a la preparación de las materias, todo al mismo tiempo”.

Por último, el ingeniero destacó el rol que cumple la UNLaM para evitar la deserción estudiantil. “Las principales dificultades son de tiempo y económicas. Las expectativas de logros en los primeros años son muy lejanas de materializar y, por esta razón, se necesita apoyo de la Universidad”, subrayó.

Anuncios