El tandilense derrotó a su compatriota Guido Pella por 6-2, 6-1 y 6-4 en un partido que dominó ampliamente.

Del Potro, ubicado en el puesto 30 del ranking mundial de la ATP, jugó un tenis sin fisuras y eliminó a Pella (115) en una hora y 50 minutos en su regreso al Grand Slam parisino tras su última aparición en 2012, cuando perdió con el suizo Roger Federer en cuartos de final y luego no pudo jugarlo debido a las reiteradas operaciones a las que se sometió en la muñeca izquierda.

El tandilense de 28 años, semifinalista en Roland Garros en 2009, el año en el que conquistó el US Open, jugará su próximo partido frente al ganador del cruce que animarán más tarde el español Nicolás Almagro (69) y el chipriota Marcos Baghdatis (62), con la intención de seguir avanzando en el certamen que se desarrolla en el barrio parisino de Bois de Boulogne.

El ‘duelo’ argentino fue claramente favorable a “Delpo”, tanto como lo había sido el anterior, el año pasado en la ronda inicial del Masters 1000 de Miami por 6-0 y 7-6 (7-4).

Del Potro comenzó muy prendido, firme con su derecha e implacable con el saque, y Pella, surgido de la clasificación, fue un cúmulo de nervios, como si lo presionara enfrentar al tandilense.

La “Torre de Tandil” logró un quiebre rápido (2-0) y luego se puso 3-0 y 4-1 con un dominio total de la situación, ante un rival que no encontraba respuestas, así se llevó el set por 6-2 tras apoderarse de nuevo del servicio de Pella, en una definición que llegó con un excelente revés paralelo.

El tandilense acentuó su dominio en el segundo parcial ante la atenta mirada de Daniel Orsanic, el capitán de Copa Davis que está en Roland Garros para ver en acción a los tenistas argentinos.

Como detalle de su juego, “Delpo” empezó a golpear de revés (no empujaba la pelota como había hecho en el torneo previo que jugó en Lyon) y eso también sorprendió a Pella, que seguía sin encontrar la manera de complicarlo.

Del Potro se mantuvo implacable con su servicio y también acertó en la devolución, así quebró a Pella dos veces más (3-1 y 5-1) hasta llevarse el set por 6-1.

El ‘zurdo’ Pella recién reaccionó en el tercer parcial, cuando logró mantener su servicio con mayor comodidad y así al menos dejó el partido igualado hasta el 4-4, hasta que volvió a ceder su saque.

Del Potro lo quebró (5-4) con una derecha paralela y luego definió con su servicio en el primer ‘match point’ que tuvo a su favor, para cerrar el partido con un ace.

El tandilense se mostró sólido y no sufrió desgaste físico, así que llegará pleno al próximo partido (ante Almagro o Baghdatis) en un cuadro que podría depararle en la tercera ronda al británico Andy Murray, número uno del mundo y su rival desde la época de juveniles.

En otro partido jugado en forma simultánea, Carlos Berlocq (64) quedó eliminado en la ronda inicial al perder con el ucraniano Alexandr Dolgopolov (89) por 7-5, 6-3 y 6-4.

Para Berlocq se trató de su décima participación en Roland Garros y de la quinta derrota ante el ucraniano, campeón del Argentina Open este año, al que apenas pudo vencer en dos ocasiones.

Más tarde jugará el rosarino Renzo Olivo (91) ante el ídolo francés Jo-Wilfried Tsonga (11) en un partido casi inaccesible.

En tanto, los otros cuatro argentinos que superaron la ronda inicial, Diego Schwartzman, Horacio Zeballos, Nicolás Kicker y Marco Trungelliti, volverán a jugar mañana.

El “Peque” Schwartzman (41), vencedor en la ronda inicial del ruso Andrey Rublev (118) se medirá con el italiano Stéfano Napolitano (187).

El marplatense Zeballos (65), luego de haberse impuesto en el debut sobre el francés Adrian Mannarino (54), enfrentará al gigante croata Ivo Karlovic (24).

El bonaerense Kicker (87), quien eliminó en la primera ronda al bosnio Damir Dzumhur (96), jugará ante el uruguayo Pablo Cuevas (23).

El santiaqueño Trungelliti (162), por último, luego de haber atravesado la clasificación y superado al francés Quentin Halys (126), enfrentará al español Guillermo García López (153).

El abierto de Roland Garros es el segundo Grand Slam del año (en enero se jugó el Australia Open), se juega sobre polvo de ladrillo y repartirá premios por 16.790.000 euros.

Anuncios