La institución educativa del organismo de Derechos humanos lanzó una campaña internacional de misivas al presidente argentino preguntándole “por qué quiere destruir a las Madres”. Fue ante el fuerte rumor de una intervención estatal y tras un recorte presupuestario que la puso en peligro.

 

Por Valeria Virginia Villanueva

villanueva.valeriavirginia@gmail.com

Las Madres de Plaza de Mayo advirtieron de un nuevo ataque gubernamental a su labor en Derechos Humanos y lanzaron una campaña dirigida directamente al presidente Mauricio Macri. Según explicó la titular de la organización, Hebe de Bonafini, existe la posibilidad de que el Instituto Universitario Nacional de Derechos Humanos Madres de Plaza de Mayo (IUNMa, estatizado en 2014) sea intervenido por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, de la cual depende la Universidad.
El rumor surgió a raíz de un trascendido periodístico en medios nacionales durante el último fin de semana de mayo que vinculan la institución educativa con manejos irregulares y finalidades político partidarias. Pero se fortaleció horas después con el desplazamiento del rector normalizador Germán Ibañez de su cargo. Los próximos pasos de la intervención, según advirtieron, incluirían una auditoría sobre los sueldos y gastos del IUNMa, y estarían a cargo de Javier Buján, ex director del INADI y hombre de confianza del presidente de Boca Juniors Daniel Angelici.
En ese sentido, recordaron que el hostigamiento a la Universidad ya había comenzado a fines de 2016, cuando el Secretario Claudio Avruj anunció el “drástico recorte presupuestario previsto para el año en curso, el que se redujo de 75 a 18 millones de pesos”.

En defensa de la Universidad, las Madres decidieron mandar masivamente cartas a la Casa Rosada en la que pregunten al primer mandatario “¿Por qué quiere destruir a las Madres?”. Así lo solicitó la presidenta de la Asociación no sólo a los estudiantes, docentes y graduados de esa Casa de Altos Estudios, sino a todas las universidades del mundo. Mediante un video difundido en sus redes sociales, Hebe adelantó que ya establecieron contacto con universidades latinoamericanas, estadounidenses y europeas.
“Quieren destruir a nuestros hijos, haciéndolos desaparecer del todo, perdonando a los asesinos, haciendo el 2×1, haciendo que las Madres también no estén más cerrando los espacios”, protestó de Bonafini, vinculando la intervención al procesamiento que pesa sobre ella y a la posibilidad de que sean atacados también sus medios de comunicación como son la revista y la Radio de las Madres.
Para adherir a la campaña #YoEstudioEnMadres #MacriParáLaMano #ConLasMadresNo, la Asociación puso a disposición de todo el que quiera sumarse un modelo de carta en su página web. El escrito debe ser dirigido al Ingeniero Mauricio Macri. Casa Rosada, Balcarce 50, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina. (C1064AAB)”, con copia a la sede de la Asociación Madres de Plaza de Mayo: Hipólito Yrigoyen 1584, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina (C1089AAD). Tambien se lo puede hacer vía mail a: casarosada@argentina.gob.ar con copia a adhesiones@madres.org.

Anuncios