Te pago con la vida porque plata no tengo

“Te pago con la vida porque plata no tengo

Un matrimonio de jubilados fue asaltado en su casa de la ciudad bonaerense de Balcarce, donde una de las víctimas le pidió a un ladrón que la matara ante la amenaza de que le iba a cortar un dedo o una oreja.“Plata no tengo, así que antes de lastimarme, directamente matame. Mira, ahí tengo un andador para desplazarme. Si me lastimás, seguramente no podré caminar. Te pago con la vida, porque plata no tengo. No me dijo más nada”, contó Dionisia Ponce, de 82 años, sobre su diálogo con el delincuente.

Según su relato, el asaltante, momentos antes, la amenazaba con un cuchillo y le advertía: “”O me das el dinero o te corto la oreja o un dedo”.

El hecho fue cometido en la madrugada del domingo en una casa de la calle 24, entre 7 y 9, donde irrumpieron dos encapuchados, armados con cuchillos, tras violentar de un golpe la puerta de calle.

Los ladrones sorprendieron a Ponce y a su esposo, Juan Lorenzo Guzmán (83), mientras dormían.

Tras las amenazas, huyeron con un cuchillo de plata y una rastra con 18 monedas de oro incrustadas.

Horas antes, un ladrón, también armado con un cuchillo, entró en una casa ubicada en la esquina de la avenida Dorrego y la calle 17, de la misma ciudad, y sorprendió a su propietaria, una jubilada de apellido Navarro, cuando miraba televisión, para robarle dinero y pertenencias de valor.

Ambos hechos fueron denunciados en la comisaría de Balcarce donde se instruyeron actuaciones -en el primero de los casos- por “robo calificado y lesiones” y -en el otro- por “robo calificado”.

La semana pasada se registraron dos brutales asaltos a matrimonios de jubilados de Lomas de Zamora y La Plata.

El primero fue el jueves por la madrugada, pasadas las 2, en Parral al 2000, entre Rastreadores del Fournier y San Vicente, en Villa Rita.

El dueño de casa, de 80 años, fue atacado con una navaja y pateado, por lo que sufrió la fisura de una costilla, la fractura de un pómulo y del maxilar y cortes múltiples, sobre todo en la cara, que le quedó llena de moretones.

Su mujer también fue agredida mientras la amenazaban de muerte.

El otro asalto tuvo lugar al mismo tiempo en una casa ubicada a metros del cruce de las calles 61 y 142, en la localidad de Los Hornos, en cuyo frente funciona un almacén propiedad de las víctimas.

Mafalda Delgrosso, de 86 años, su esposo Roque Romano, de 93, y su hijo, Antonio Romano, de 60, fueron golpeados por los delincuentes, que escaparon llevándose unos 80 mil pesos y algunos objetos de valor.

Fuente: 911-online

Anuncios