Laura
Laura

La titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, sostuvo hoy que “la sociedad está muy demandante y enojada frente a la corrupción” y opinó que las próximas elecciones serán una oportunidad para que el electorado elija, en las diferentes provincias, a personas “comprometidas en luchar contra el crimen organizado” y en “sanear las instituciones”, entre las que destacó como ejemplo a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal.

Laura; Además, en diálogo con Télam Radio, se refirió a la causa Odebrecht, donde reiteró que observa “cierta falta de imparcialidad y neutralidad” en jueces y fiscales, y señaló que la procuradora General, Alejandra Gils Carbó, tiene “un poder de interferencia y de influencia” muy alto sobre los fiscales a su cargo.

“La sociedad está muy demandante y enojada frente a la corrupción sistémica que ha empeorado la calidad de vida de todos, a nivel nacional y en muchas provincias”, sostuvo en la entrevista.

También ser refirió a los problemas de narcotráfico en provincias del Norte argentino, entre las que mencionó a Formosa, Chaco, y sectores de Corrientes y Misiones.

Hay servicios de inteligencia que no parecieran trabajar para cuidarnos del narcotráfico y el crimen organizado”
“Hay servicios de inteligencia que no parecieran trabajar para cuidarnos del narcotráfico y el crimen organizado sino que parecieran trabajar asociados a ellos”, sostuvo sobre algunos de estos territorios.

Y las diferenció con Santa Cruz, la provincia que gobierna Alicia Kirchner. “Cuando me refiero a provincias desgobernadas que se parecen mucho a Venezuela claramente estoy hablando de Santa Cruz”, aclaró.

En esa línea, contrapuso todos estos casos con la gestión de la gobernadora María Eugenia Vidal en Buenos Aires, especialmente por su reforma en la Policía Bonaerense.

“Eso habla de que muchos años se miró para un costado. Incluso los que la gobernaron que también se enriquecieron”, apuntó.

En el mismo sentido, señaló que Vidal está “dando de frente la batalla contra la corrupción”, y lo comparó con sus pares. “Cuando uno mira alrededor y mira a otros gobernadores en otras provincias complicadas no ve el mismo compromiso que ve en María Eugenia Vidal”, consideró.

Para Alonso, por eso estas elecciones de octubre serán “un buen momento para recordarle al electorado” que con su voto tendrá la oportunidad de “incorporar a personas comprometidas en luchar contra el crimen organizado, en sanear las instituciones y en permitir que los recursos públicos que son de todos vuelvan a la gente en servicios públicos de calidad e infraestructura”.

Sobre el caso Odebrecht, opinó que hay diferencias notorias en la velocidad con que se abordaron las diferentes causas. “Estos últimos seis meses no se movieron las causas donde está mencionado Odebrecht vinculadas a los contratos que firmó el Gobierno anterior y sin embargo se vio una hiperactividad en una causa judicial donde está mencionado un actual funcionario que hace algunos años era un residente tributario en Brasil”, sostuvo en referencia a la causa donde se investiga a Gustavo Arribas, actual titular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI).

Concluyó que allí “uno puede ver diferencias en el accionar de algunos fiscales y jueces con cierta falta de imparcialidad y neutralidad” y consideró que Gils Carbó “tiene un poder de interferencia y de influencia muy alto” sobre los fiscales a su cargo.

Anuncios