12 Señales de un nivel alto de azúcar en la sangre que todo el mundo ignora

12 Señales de un nivel alto de azúcar en la sangre que todo el mundo ignora

La mayoría de las personas piensan que solo los diabéticos pueden tener el nivel alto de azúcar en la sangre. Pero no es así, cualquier persona puede padecer de esto y ni siquiera notar el daño que causa en sus nervios, vasos sanguíneos y órganos interiores.

En Genial.guru estamos seguros de que para prevenir complicaciones, es importante saber reconocer los síntomas preocupantes y tomar medidas a tiempo.

Tener hambre todo el tiempo

 

El nivel alto de azúcar previene que la glucosa se libere en las células y, como resultado, el organismo no recibe energía y se ve obligado a seguir pidiendo comida una y otra vez: parece un círculo vicioso.

Cansancio excesivo

En caso de nivel alto de azúcar, el organismo no es capaz de conservar y absorber la glucosa de la manera que debe hacerlo. La energía no se aprovecha de forma eficiente y las células del organismo no reciben el combustible que necesitan. Todo esto provoca que la persona se sienta cansada incluso sin tener motivos para esto.

Micción frecuente

Si el nivel de azúcar está demasiado alto, los riñones no pueden ignorarlo. Por eso, para intentar equilibrar la concentración de glucosa en la sangre y en las células, el organismo disuelve la sangre con el líquido intracelular, acercando de tal manera la concentración de glucosa en la sangre a la normalidad. Y el resultado es la micción frecuente.

La boca seca, mucha sed

 

La boca seca y mucha sed son la respuesta a la pérdida excesiva de líquido. La señal correspondiente es enviada al cerebro por el hipotálamo, el cual evalúa el nivel de deshidratación de la sangre y provoca sed. Claro que no debes dejar de beber. Pero dale preferencia al agua y al té sin azúcar.

La pérdida de peso

 

En caso de tener el nivel de glucosa alto, podrás bajar de peso en corto plazo incluso si comes mucho y el valor calórico de los alimentos es alto. Y existen varias razones para esto:

  • La pérdida de líquidos debido a la micción frecuente provoca un nivel bajo de los líquidos en todo el organismo, lo cual provoca la pérdida de peso.
  • Si el nivel de insulina no es suficiente para el metabolismo de la glucosa, el cuerpo se enfocará en quemar grasa.
  • La gran cantidad de orina con un nivel alto de glucosa hace que el organismo gaste más calorías. De esta manera el cuerpo intenta “librarse” del exceso de glucosa.

Enfermedades infecciosas

© pixdesign123/depositphotos

Las infecciones de las vías urinarias y por hongos existen tanto en hombres como en mujeres. Pero con mayor frecuencia se encuentran entre las mujeres con un nivel alto de azúcar y diabetes. La gran cantidad de azúcar crea un ambiente excelente para que los hongos y las bacterias se reproduzcan.

Piel seca

La piel seca puede estar relacionada con un nivel alto de azúcar en la sangre por diferentes motivos:

  • La micción excesiva deshidrata el organismo a tal grado que los tejidos de la piel empiezan a secarse.
  • Los problemas cutáneos en las piernas son una señal de aterosclerosis: endurecimiento y estrechamiento de las arterias y reducción de la circulación sanguínea; es una enfermedad que muchas veces va de la mano con la diabetes.
  • El daño a los nervios puede interrumpir el funcionamiento normal de las glándulas sudoríparas. Y éstas, como es bien sabido, influyen en el equilibrio hídrico de la piel.

Dificultades con la concentración y la memoria

 

El alto nivel de azúcar previene que la glucosa se libere en las células del cerebro, por lo tanto, el cerebro tendrá dificultades con la producción de energía. Esto afectará tu velocidad de pensamiento y la toma de decisiones.

Visión borrosa

 

La visión borrosa también es el resultado de deshidratación debido al aumento del azúcar en la sangre. Todo sufre por esto, incluyendo las células de los ojos. Como resultado, se deforman y los ojos pierden la habilidad de enfocar correctamente.

Sanación lenta de lesiones y cortaduras

La sanación lenta de la piel y de los tejidos blandos se explica con que el nivel alto de la glucosa previene que los leucocitos de adhieran a las paredes de los vasos sanguíneos. Se destruye el sistema del control de las señales químicas del organismo, el cual envía los leucocitos a las áreas de lesiones o infecciones.

Impotencia

Los problemas eréctiles también pueden estar provocados por el nivel alto de glucosa en la sangre. Una erección sana requiere nervios saludables, buen flujo sanguíneo y el equilibrio correcto de las hormonas. Pero el exceso de azúcar en la sangre puede afectar cada uno de estos sistemas.

Irritabilidad

© Wavebreakmedia/depositphotos

Según las investigaciones, las personas con un nivel alto de azúcar son más ansiosas, irritables y propensas a la depresión.

El cerebro depende de un suministro uniforme de glucosa, y los cambios drásticos de su nivel afectan su función. Como resultado, nuestro estado anímico empeora súbitamente.

El azúcar también afecta la absorción de otro nutriente responsable por el estado anímico: el cromo. Este mineral es necesario para mantener el nivel estable de azúcar porque la insulina, la cual purifica la glucosa de la sangre, no funciona sin él.

Foto de portada saje/depositphotos

¡Déjanos saber tu opinion!

 

Anuncios