Ciudad Evita:Punta Querandí logró abrir el Museo Autónomo de Gestión Indígena

Ciudad Evita:Punta Querandí logró abrir el Museo Autónomo de Gestión Indígena

El espacio arqueológico de reconocimiento a la existencia de pueblos originarios en la zona del Delta fue inaugurado tras una década de negación de los municipios de Tigre y Escobar. Entre vecinos, ambientalistas y referentes originarios, participó el colectivo de recuperación del sitio sagrado Tres Ombúes de Ciudad Evita.

Por: Valeria Virginia Villanueva
villanueva.valeriavirginia@gmail.com

La tercera fue la vencida. Tras dos suspensiones por las lluvias que anegan por completo el acceso al Paraje Punta Canal, entre el Dique Luján-Tigre e Ingeniero Maschwitz-Escobar, quedó finalmente inaugurado el Museo Autónomo de Gestión Indígena. Fue el pasado domingo 28 de mayo, debajo de una garúa que esta vez, pese al lodazal y al abandono de la zona del que es producto, no logró frenar los ánimos de los defensores de la cultura originaria impregnada en la zona, donde se hallaron numerosos restos de herramientas y elementos que demuestran su preexistencia.

El responsable del evento y la puesta en valor de ese espacio educativo fue el Movimiento en Defensa de la Pacha, formado por familias guaraní, quechua y la comunidad qom Cacique Ramón Chara junto a ambientalistas, comunicadores y vecinos del territorio sagrado de Punta Querandí. Se trata de una hectárea que conserva restos arqueológicos indígenas de mil años de antigüedad, ubicado en una zona de enterratorios ancestrales que está siendo destruida por la construcción de megaemprendimientos de barrios privados, según advierten desde hace años.

Vivir frente al progreso pero en el barro

Por un lado, fue una jornada de celebración, con variadas expresiones artísticas y la participación de referentes y artesanos de comunidades guaraní y qom tanto aledañas como de otras zonas del conurbano, incluidos representantes de Morón y del Colectivo por la Recuperación del sitio sagrado Tres Ombúes ubicado en Ciudad Evita, partido de La Matanza. Pero por otro lado, también fue una oportunidad para volver a visibilizar la gravedad de su problemática habitacional, que incluye el abandono por parte del Estado, así como, amenazas y extorsiones a habitantes del sitio sagrado, custodiado desde hace una década por familias originarias que allí transmiten sus conocimientos.

Es por ello que reconocieron que la inauguración del Museo es “una contundente respuesta a las autoridades que primero negaban la existencia de material arqueológico en el lugar y luego dijeron que carecía de valor”. Bajo ese mismo criterio es que se entiende la desidia de los municipios de Tigre y Escobar.

Según denunciaron los organizadores, “los accesos empezaron a destruirse desde el año 2009 debido al paso permanente de camiones y maquinarias que trabajaban para los mega emprendimientos de barrios privados de la empresa EIDICO pero también de la Planta Potabilizadora Juan Manuel de Rosas ubicada en ruta 26 cerca del ingreso al paraje Punta Canal”. Ya en agosto de 2015, ni siquiera hay un puente de acceso “ya que se derrumbó por falta de mantenimiento y por la incorrecta instalación de parte de la intendencia tigrense”, puntualizaron.

En ese sentido,  desde el Movimiento concluyeron, respecto de las sucesivas lluvias que aplazaron la apertura del espacio, que “el problema no es la naturaleza, sino la decisión política de las autoridades de beneficiar a los negociados inmobiliarios”.

 

Anuncios