Homenajes
Homenajes

Homenajes; El Reino Unido guardó un minuto de silencio en recuerdo de las siete víctimas mortales del atentado del sábado en el Puente de Londres y el mercado de Borough, en un clima preelectoral signado por fuertes críticas a las políticas de seguridad del gobierno conservador que este jueves buscará mantenerse en el poder.

Homenajes; Con la investigación en curso sobre la red de apoyo de los atacantes, que implicó una decena de detenciones durante los últimos días, numerosas personas se reunieron en el Puente de Londres, pese a la lluvia torrencial.

Ofrendas florales y el llanto de muchos marcaron el homenaje que se replicó en diferentes puntos del país y en coincidencia con un minuto de silencio a las 11 de la mañana hora local.

La confirmación de Scotland Yard de la identidad del tercer atacante, un joven italo-marroquí de 22 años que fue investigado en Italia, tierra natal de su madre, como presunto yihadista, acrecentó las críticas sobre las eventuales fallas en la prevención de ataque por parte de las fuerzas de seguridad británicas.

Youssef Zaghba, tal es el nombre del atacante, vivía en el este de Londres, informó Scotland Yard en un comunicado en el que aseguró que no estaba fichado.

Sin embargo, el diario italiano Corriere della Sera aseguró que Zaghba estuvo detenido en 2016 en Roma, cuando intentaba abordar un vuelo con destino a Estambul, con la intención de viajar a Siria.

Esta información, no confirmada por los servicios de inteligencia del Reino Unido, abonó la tesis de fallas en el seguimiento de los sospechosos de pertenecer a las organizaciones fundamentalistas islámicas ya que, al menos, uno de los otros dos atacantes estaba bajo seguimiento policial.

Khuram Shazad Butt, un británico nacido en Pakistán de 27 años, estaba fichado por la inteligencia británica e incluso apareció en un documental televisivo del año pasado posando con una bandera del grupo islamista radical Estado Islámico (EI) en un parque público de Londres.

El fiscal antiterrorista británico, Mark Rowley, informó que por entonces fue investigado pero que las autoridades no encontraron pruebas de que planeara un atentado por lo que el servicio secreto MI5 y la policía lo dejaron en un segundo plano.

Para abonar el clima de negligencia, el diario The Times informa hoy que el yihadista abatido por la policía el sábado, tenía además conexiones con uno de los atacantes de los grandes atentados de Londres del 7 de julio de 2005 y también con un conocido predicador radical.

El canciller británico, Boris Johnson, mostró su comprensión por las críticas, pero insistió en que los únicos responsables del atentado “son los terroristas”, dijo a la BBC.

En la recta final de las elecciones que este jueves definirán quién será el nuevo primer ministro, el alcalde de Londres, Sadiq Khan, uno de los principales dirigentes laboristas, advirtió que si Theresa May se impone en los comicios, las fuerzas de seguridad podrían sufrir nuevos recortes.

Entre 2010 y 2016, May fue ministra del Interior, un período que coincidió con el recorte de casi 20.000 puestos de trabajo en la policía, lo que se convirtió en unos de los argumentos principales de los laboristas para cargar la responsabilidad de los atentados a los conservadores.

Mientras tanto, en el marco de la investigación sobre la red de complicidades de los yihadistas, la policía detuvo hoy a un hombre de 27 años en el barrio de Barking, en el este de Londres, durante el allanamiento de en una vivienda.

Antes, las autoridades pusieron en libertad sin cargos a siete mujeres y cinco hombres que habían sido detenidos posteriormente a los ataques del sábado.

En tanto, más allá de los homenajes de media mañana, el Puente de Londres fue reabierto al tránsito pero el mercado de Borough sigue cerrado para que los investigadores continúen allí las pesquisas.

Entre las siete víctimas mortales, se han identificado a tres extranjeros, entre ellos una australiana, una canadiense de 30 años y un francés.

Una británica identificó, además, a su hermano entre las víctimas mortales, pero no hay por el momento confirmación oficial al respecto.

De los heridos del sábado, más de 30 siguen hospitalizados, 18 en estado crítico y hay un número indeterminado de desaparecidos, entre ellos un joven español de 29 años.

El de Londres fue el tercer atentado que sufrió el Reino Unido en tres meses, tras el ataque cerca del Parlamento en marzo y otro durante el concierto de la artista estadounidense de pop Ariana Grande en Manchester el pasado 22 de mayo, que se saldó con 22 muertos.

Pese a ser reivindicado por el EI la comisaria de la policía metropolitana de Londres, Cressida Dick, dijo ayer que tenía un “centro doméstico de gravedad” y afirmó que se investiga si los atacantes formaban parte de una red mayor.

Anuncios