Luego de un extenso día de trabajo, los imputados en el hecho fueron encontrados culpables. Para llegar al veredicto, los miembros del jurado debieron reunir, al menos, diez votos a favor de la culpabilidad del imputado, tal como reza la ley de esta nueva modalidad de juicios.

Jornada maratónica

En una jornada maratónica, la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) fue escenario de un nuevo juicio por jurado que contó con la presencia de docentes, alumnos de Abogacía y público en general, quienes presenciaron el proceso judicial de los implicados en el crimen de Mauricio Viera, cometido en enero de 2016.

El jurado estaba compuesto por doce miembros y seis suplentes que escucharon durante todo el día las declaraciones de los testigos que aportaron la Fiscalía y la Defensa, así como los alegatos de ambas partes. El juez en lo Criminal y docente de Derecho Penal de la UNLaM, Gerardo Gayol, fue quien dictaminó la culpabilidad de ambos imputados.

Para llegar al veredicto, debieron reunir, al menos, diez votos a favor por la culpabilidad del imputado, tal como reza la ley de esta nueva modalidad de juicios. En otro orden, está prohibido, para el jurado, revelar detalles, incluso, una vez concluido el proceso.

En este sentido, Gayol señaló que “es complicado reunir a todos los jurados que la ley impone, pero logramos convocar a 39 de los 48”, y manifestó que los presentes “se notaron muy atentos y contestaron con tranquilidad en todo momento”.

En tanto, el decano del Departamento de Derecho y Ciencia Política, Luis Busnelli, explicó que “es un recurso didáctico y académico a través del cual los alumnos pueden ver y aplicar el conocimiento que incorporan desde el primer año de la carrera”. Además, afirmó que existe el proyecto de elaborar clases de juicio dictadas dentro de esta Casa, con ayuda del Ministerio de Justicia.

“Estar acá es una cuestión importante en todos los aspectos, tanto para los estudiantes de Abogacía como para los de todas las carreras de la UNLaM, porque tienen contacto con los derechos cívicos”, finalizó el juez Gayol.

Anuncios