Tras un tiroteo
Tras un tiroteo

Tras un tiroteo; Un policía disparó este martes contra un hombre que intentó agredirlo con un martillo en la explanada de la catedral de Notre-Dame de París, el atacante fue herido de bala en el tórax y se encuentra hospitalizado, mientras que la FIscalía antiterrorista de la capital gala anunció que abrió una investigación al respecto.

Tras un tiroteo; En pleno corazón turístico de París, en la isla de la Cité en el río Sena, y en una de las zonas más custodiadas de la ciudad por policías y militares, un “individuo portando un martillo amenazó a agentes de policía”, aseguraron la cadena de televisión privada BFM TV y otros medios de comunicación franceses

Tras atacar a un efectivo policial y herirlo levemente, otros agentes respondieron con sus armas reglamentarias, dio cuenta el diario Libération e informó que “se realizaron numerosos disparos” contra el atacante que no aún fue identificado y se desconoce su motivación para realizar la agresión.

Testigos citados por el diario Le Monde afirmaron que el hecho ocurrió a las 16.15 hora local (11.15 hora de Argentina), que numerosos patrulleros y ambulancias se acercaron rápidamente al lugar, que fue cercado, mientras que centenares de personas fueron encerradas dentro de la Catedral de Notre-Dame por precaución y para que la policía pueda verificar si entre esas personas se encuentra algún cómplice del atacante.

Imágenes de la cadena CNN mostraron al atacante en el suelo, rodeado de policías de civil, médicos y paramédicos.

Minutos después del incidente, la Fiscalía antiterrista de París anunció que abrió una investigación para determinar lo ocurrido.

La Policía francesa pidió a la población que no se acerque a la zona, una de las más concurridas por los turistas, en especial en un día caluroso y soleado por la primavera boreal.

Desde el interior de la Catedral, donde las fuerzas de seguridad están desarrollando un operativo tras el tiroteo, la turista argentina Analía Pastrán, relató a Télam que las más de mil personas atrapadas dentro del edificio “están tranquilas, en calma, aunque algunos tienen miedo”.

Analía, de 31 años, se encuentra confinada en el gran monumento medieval, símbolo de la Ciudad Luz en la isla de la Cité, en el corazón turístico parisino, junto a su marido, Guido, de la misma edad, y su hijo Nicolás, de tres.

“Cuando nos acercamos a la puerta nos pidieron que nos quedemos adentro porque había ocurrido un ataque en la plaza y por cuestiones de seguridad no pudimos salir”, relató por chat a Télam.

Las personas retenidas por motivos de seguridad no pueden hablar por sus teléfonos, la policía está registrando la catedral, y de a ratos hacen que todos los presentes levanten las manos.

“Todos se encuentran bien pero los agentes están haciendo los controles. Cada diez minutos nos informan por parlantes cómo avanza la situación”, agregó.

Los policías están uniformados con cascos y viseras, y muestran claramente sus armas, pero también “hay algunos policías de civil”, contó.

Y añadió que “están organizando el operativo de salida. Están evacuando primero a la gente de las torres, y luego saldremos nosotros, que estamos en la nave central”.

Mientras tanto, los medios de comunicación franceses -citando a la Policía- informaron que la situación ya está bajo control y el atacante hospitalizado.

Anuncios