Brutal ataque

Brutal ataque.  La justicia investiga varias hipótesis en el ataque contra el titular del Sindicato General de Taxistas de La Plata, Marcelo Ismael Arévalo (53), cuyo domicilio fue atacado a balazos el domingo pasado.

Si bien Arévalo deslizó la posibilidad de que los 33 balazos que dispararon contra su casa de la calles 3 bis y 517 tengan relación con una  interna gremial, los investigadores no descartan otras motivaciones.

En ese marco hicieron foco en los antecedentes delictivos que tienen el sindicalista y su familia. Arévalo tiene causas por robo calificado. En 2001, por ejemplo, acusó falsamente a un policía de haberle robado plata cuando lo detuvieron. Su hijo, apodado “Teté”,  está preso por una causa por “coacción agravada”, y el homicidio de un jubilado de 86 años, ocurrido en el barrio de La Cumbre el 13 de junio de 2015.

El ataque contra el sindicalista ocurrió el domingo pasado cuando desde un auto color negro comenzaron a disparar el frente de la vivienda. Una cámara de seguridad vecina grabó el momento del siniestro y las imágenes ya se encuentran en manos de la justicia para ser analizadas.

Si bien el hombre aseguró que fueron 33 fogonazos, en la vivienda no se encontraron tantos disparos y se creen que finalmente no fueron más de 15.

“Estaba con mi yerno y mis dos nietos, pasó un auto y nos tiró como 33 tiros con una pistola calibre .45”, contó el hombre en declaraciones a los medios. “Es para intimidarme y que me deje de joder con los reclamos que estamos haciendo”, agregó.

En la causa, que quedó caratulada como “daños calificados”, tomó intervención la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Autores Ignorados Nº 9 a cargo de Mariana Ruffino.

911 Online

Anuncios