Docentes matanceros vuelven a paro este viernes

Docentes matanceros vuelven a paro este viernes

El Suteba local resolvió la medida de fuerza por 24hs para el 9 de junio, cuando marchen a la Casa de la Provincia, al Ministerio de Trabajo y a la empresa de reconocimientos médicos. Siguen sosteniendo reclamos salariales, de infraestructura, de prestación sanitaria y el rechazo a todo tipo de persecución en el ámbito escolar.

 

Por Valeria Virginia Villanueva

villanueva.valeriavirginia@gmail.com

Los docentes en La Matanza vuelven a realizar un paro por 24hs y movilización este viernes 9 de junio. Así lo anunció la Conducción Multicolor de la seccional distrital del Suteba, tras una asamblea en la que se votó por unanimidad la medida de fuerza.

Según ratificaron desde el sindicato, por la mañana concentrarán frente al Congreso de la Nación para marchar a la Casa de la Provincia de Buenos Aires y luego hacia el Ministerio de Trabajo para apoyar la denuncia de fraude que aseguran que hubo en las elecciones sindicales de la ciudad de La Plata, y exigir nuevos comicios.

Por último, se dirigirán a la empresa Dienst Consulting, encargada de los Reconocimientos Médicos de licencias y ausentismo, para reiterar las quejas por la deficiente atención de la prestataria envuelta además en sospechas de manejos irregulares.

En tanto, calificaron como “presencia no grata” la visita del Ministro de Educación bonaerense, Alejandro Finocchiaro, en la inauguración de parte de la obra de la escuela n°78 ubicada en Gregorio de Laferrere, la cual sostuvo durante meses el reclamo por la entrega del edificio nuevo donde poder llevar a cabo las clases en condiciones adecuadas, algo que se tornaba imposible en el antiguo establecimiento por su deplorable infraestructura.

A su vez, rechazaron la convocatoria al Operativo Aprender 2017, la visita de comisarios y personal policial a las escuelas y al Censo Provincial de Matricula Educativa, procedimiento que, por la clase de datos sobre los alumnos que pide, reviste el peligro de violar su confidencialidad.

Al respecto, explicaron que en tal relevamiento, los maestros deben informar el nombre y apellido de los alumnos, documento y domicilio, pero también se les pide informar acerca de la asistencia a comedor escolar y transporte con el que concurren a la escuela. Es por ello que advirtieron que se trata de otro instrumento de control y persecución del gobierno provincial contra la lucha docente, al igual que el Plan Aprender y el Plan Maestro, junto a las campañas de voluntarios y presentismo.

“La experiencia nos enseña que estas convocatorias, realizadas sin explicitar claramente su objetivo a los docentes que debemos cumplimentarlas, no están direccionadas a mejorar las condiciones en que se desarrolla la tarea de enseñar y aprender y pueden ser en cambio instrumentos de reajuste y limitacion de servicios a los alumnos, desfavorabilidades, -consideraron y concluyeron- La experiencia de distintos gobiernos, incluído el actual, nos llevan a desconfiar de las “buenas intenciones” de los funcionarios”.

Anuncios