Quinto día
Quinto día

Los choferes del transporte urbano de pasajeros cumplen hoy el quinto día consecutivo de paro total del servicio en rechazo al acuerdo salarial nacional del 21%, en tanto se esperan avances en esta jornada en el marco de una mesa de diálogo en la que intervienen todos los actores involucrados en el conflicto, según anticipó un dirigente gremial.

Quinto día; “Hubo avances para que hoy haya un acuerdo”, manifestó esta mañana a los medios locales Marcelo Marín, uno de los delegados gremiales de los choferes, y sostuvo que anoche pudo haberse destrabado el conflicto pero la dirigencia nacional de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) “no quiso avalar el acuerdo” que se había alcanzado con el empresariado del transporte.

Marín reiteró que las pretensiones del sector es alcanzar un aumento promedio del 32,5% para los choferes de Córdoba, un 11% por encima de lo que acordó en paritaria nacional la UTA.

Asimismo el dirigente reiteró que en el marco de las negociaciones para levantar la medida de fuerza, además de lo salarial se debe “dejar sin efecto los despidos” y toda eventual sanción, al sostener que “el paro es legítimo. Estamos defendiendo nuestros derechos laborales y salariales que están siendo avasallados”.

El conflicto comenzó el viernes 2 de junio con asambleas y cese de actividades parciales de algunas líneas, y a partir de las 4 de la madrugada del lunes 5 se intensificó la protesta con paro total de actividades, modalidad que se aplica de manera ininterrumpida hasta hoy.

Además del reclamo salarial, el sector exige la normalización de la UTA local que se encuentra intervenida desde el año pasado tras un conflicto gremial similar al que ocurre actualmente y que, al igual que ahora, tampoco fue avalado por la conducción sindical nacional ni local.

El ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca, por otra parte, intervino en las últimas horas en el conflicto que llevan adelante los choferes de UTA en la ciudad de Córdoba, al mantener un diálogo telefónico desde Ginebra (Suiza) con el vicegobernador de la provincia, Martín Llaryora, el intendente Ramón Mestre y el secretario general de UTA Nacional, Roberto Fernández con las intenciones de mediar para encontrar una pronta solución.

Mientras tanto, casi la totalidad del arco sindical cordobés resolvió declararse en estado de ‘alerta y movilización’ en respaldo al reclamo de los 3.500 choferes de las cuatro empresas de transporte urbano de pasajeros: Aucor, Coniferal, Ersa y trolebuses Tamse y que diariamente afecta a unos 350.000 usuarios de la ciudad de Córdoba.

Anuncios