El Instituto Siglo XXI, en una práctica del Siglo XX, despidió a una maestra por sindicalizarse

El Instituto Siglo XXI, en una práctica del Siglo XX, despidió a una maestra por sindicalizarse

Le sucedió a Camila Núñez, 21 años, maestra nacional de Plástica. Tenía 6 módulos en el nivel primario del Instituto Educativo Siglo XXI de Gregorio de Laferrere, ubicado en Vírgenes 2755 de esa ciudad. Era su primer trabajo como maestra. Duró apenas tres meses dando clases en el establecimiento.

Por: Emilio González Larrea
lapaz50@yahoo.com.ar

“Te afiliaste al sindicato porque no confiás en nosotros”.

Cuando la docente se afilió al SADOP (Sindicato Argentino de Docentes Privados) la despidieron sin mediar palabra. Como recibió menos sueldo en la liquidación de su mes de abril -como es normal- se dirigió al sindicato a consultar. Allí le aclararon que no era lo que correspondía a su sueldo como maestra y en ese momento se afilió al gremio. Siguió trabajando, pero al mes siguiente, cuando al centro educativo le llegó la carta del sindicato donde informaban del descuento de la cuota sindical, Camila fue llamada por el gerente del Instituto, Pablo Nacir Pena, quien le informó que estaba despedida. Ante la pregunta -por parte de la docente- de las razones de esa decisión, le respondió: “Porque no confías en nosotros, ya que te afiliaste al sindicato”. La joven como no recibió ninguna otra notificación de su despido, al otro día se presentó a trabajar, pero le negaron la entrada al establecimiento.

Finalmente el último lunes 5 de junio le llegó el telegrama certificando el despido. Ese mismo la joven maestra día se presentó en la escuela con los representantes sindicales y compañeras que las fueron a apoyar, pero una vez más le fue negado el ingreso para retomar su tarea.

“Voy a contar mi historia”

El Instituto Siglo XXI, en una práctica del Siglo XX, despidió a una maestra por sindicalizarse

“Hoy voy a contar mi historia y lo que me pasó, para que los que quieran puedan leerme y ayudarme. Tengo 21 años y soy maestra de Dibujo. Mi primer trabajo empezó en el Instituto Educativo Siglo XXI. Me dieron primero 3 cursos de Primaria repartidos en 6 horas semanales. Empecé a trabajar a mitad de marzo de 2017. Un tiempo después, me ofrecieron 4 horas en el nivel Secundario como docente extra programática para dar un taller de arte a los chicos que querían venir. Para los que no saben, un docente extra programático no cobra como docente, sino que lo hace como un empleado de comercio, por el mismo trabajo y tiempo que lleva ser docente en horas programáticas. Yo acepté porque necesitaba el trabajo”, reveló la docente en un de los párrafos de una carta que la joven hizo circular en la red social posterior a su despido.

Malos tratos y violencia contra las maestras

Camila denuncia además que en el establecimiento educativo “existen todo el tiempo malos tratos y violencia contra las maestras”. Y en ese sentido, se dio el caso insólito que posteriormente al despido de Camila, “reunieron a las maestras, y les dijeron que se cuidaran porque alguna podría ser la próxima. Todo el tiempo cambian los docentes; despidieron maestras por estar embarazadas o por enfermedad, lo que les impedía trabajar por un tiempo. Hay mucho miedo entre las docentes a perder el trabajo”.

Preguntada si volvería en caso de que la reincorporen, la joven respondió enfáticamente: “No. Es una situación injusta y arbitraria, me sentí maltratada y no quiero volver a trabajar en ese lugar… Tengo dignidad, no lo soportaría. Quiero que se conozca la situación y que no vuelva a repetirse con nadie más. Así se manejan en las escuelas privadas. Así discriminan, ningunean y asustan a los docentes con actitudes anti gremiales”.

Una práctica recurrente

A su vez, Juan Manuel Cascardo, secretario general de SADOP, nos manifestó que ese Instituto “tiene una práctica recurrente con estas situaciones, además del caso de Camila, ellos tienen juicios contra el lugar por parte de otras dos docentes despedidas. Es una práctica discriminatoria que viola los derechos de los trabajadores a agremiarse, establecido en las leyes laborales y en la Constitución Nacional”, sentenció el dirigente.

 

Anuncios