Laura
Laura

La titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, dijo que la ley de responsabilidad empresaria en casos de corrupción permitiría que las empresas que quieran colaborar con la Justicia en casos de corrupción lo pueda hacer “con determinadas garantías y algún beneficio”, tal como sucede con la firma Odebrecht en Estados Unidos y en Brasil.

Laura; “La sanción de la ley permitiría, de acá hacia adelante, que aquella empresa que quiera colaborar con información frente a la Justicia sobre casos de corrupción lo pueda hacer con determinadas garantías y algún beneficio”, dijo la funcionaria en diálogo con radio Mitre al ser consultada sobre las tratativas encabezadas por el Gobierno Nacional y la propia Justicia para que la empresa brasileña aporte información sobre el pago de sobornos en el país.

La funcionaria agregó que tanto con Estados Unidos como con Brasil existe “una vía abierta de cooperación administrativa y judicial”, y adelantó que “el 28 de junio va a haber una reunión en el Departamento de Justicia en Washington, de la que van a participar no sólo jueces y fiscales, sino también un equipo de investigadores de la Oficina Anticorrupción”, que también participa de la investigación desde hace varios meses.

“En el día de hoy estamos pidiendo ser querellante en todas las causas judiciales” relacionadas con los sobornos realizados por Odebrecht “para tener acceso a los expedientes” y poder “estar presentes”, dijo.

Alonso consideró también que “si bien todo el mundo estaba esperando que la información (respecto a los sobornos de Odebrecht) brotara en catarata”, la investigación avanza gracias a las gestiones realizadas la semana pasada en los Estados Unidos por el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano.

“La gestión que hizo el ministro Garavano en Washington fue muy buena porque reforzó la cooperación que había iniciado la Oficina Anticorrupción hacía varios meses”, dijo Alonso, quien recordó que “también hay un exhorto que libró uno de los jueces que esta investigando una de las causas”.

Por otro lado, destacó la importancia que tiene para la Oficina Anticorrupción “participar de las reuniones que mantienen jueces y fiscales” en Washington, y dejó claro que toda la información que surge de estos encuentros es “reservada” porque corresponde a expedientes judiciales.

Alonso dijo que todos los que investigan el caso compartan la misma información, al participar de estas reuniones, “permite generar confianza entre todos los actores”, para que todos tengan los mismos elementos.

La funcionaria se refirió también a Brasil y explicó que el acuerdo que firmó el país vecino con la compañía Odebrecht para brindar información “genera algunas previsiones un poco más difíciles que lo que hace a la cooperación con Estados Unidos”.

No obstante, dejó claro que “no hay que descartar la cooperación con Brasil”, aun cuando “hoy parece más rápida y eficiente la cooperación con Estados Unidos”.

Respecto a la ley de responsabilidad empresaria, señaló que “es bastante urgente por distintos motivos”, que “el Congreso nacional sancione la ley que responsabiliza a las empresas en los casos de corrupción”, y recordó que el presidente Mauricio Macri la envió en octubre del año pasado al Congreso, y que el 1 de marzo en su discurso por la apertura de las sesiones ordinarias “pídió por favor que se debata y sancione” la norma.

Alonso subrayó que “es un standard internacional, global”, que “lo exige la OCDE”, y que Argentina firmó hace 16 años, por lo que “lleva 16 años de incumplimiento”.

“Esta ley permitió varios avances en temas de investigación de casos de corrupción”, ya que, consignó, la norma “otorga a las empresas que quieren colaborar con información sobre corrupción determinadas garantías y algún beneficio”.

Anuncios