Tras agonizar falleció

Tras agonizar. Tras permanecer internado en estado de gravedad en el Hospital Churruca desde el 18 de diciembre, el agente que había recibido tres disparos por parte de tres delincuentes murió en ese nosocomio porteño. Los agresores lo mataron para robarle un bolso y su arma reglamentaria cuando la víctima se dirigía hacia el trabajo.

Un agente de la Policía de la ciudad de Buenos Aires murió luego de permanecer más de cinco meses internado en el hospital Churruca, tras haber sido gravemente herido de tres balazos durante un tiroteo con delincuentes en la localidad bonaerense de González Catán, informaron fuentes policiales.

Se trata de Claudio Martínez (46), quien se desempeñaba como sargento primero en la comisaría 42da. de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y que falleció a las 3 de la madrugada de este lunes en el mencionado centro de salud.

El hecho en el que Martínez fue baleado se registró el 18 de diciembre último por la noche en la esquina de Conde y Bordoy, en la citada localidad bonaerense del partido de La Matanza.

El sargento primero Martínez se dirigía a trabajar, cuando tres delincuentes que circulaban en un auto Chevrolet Corsa color gris llegaron al lugar y lo interceptaron con fines de robo, informaron fuentes policiales.

En ese momento, Martínez extrajo su pistola calibre 9 milímetros y se originó un tiroteo con los asaltantes hasta que recibió tres balazos, uno de ellos en la cabeza.

Según informaron las fuentes, los asaltantes huyeron tras robarle un bolso y su arma reglamentaria, mientras que el policía fue trasladado de urgencia al hospital Simplemente Evita de González Catán.

En el centro de salud el policía fue sometido a una tomografía en la que se determinó que uno de los balazos había quedado alojado en el cerebro, por lo que, luego de ser estabilizado por los médicos, fue trasladado al hospital Churruca de la Ciudad de Buenos Aires.

Martínez es el séptimo efectivo de una fuerza de seguridad del área metropolitana asesinado en lo que va del año y el tercero de la Policía de la Ciudad.

El sargento José Ramón Acosta (45), de la Policía de la Ciudad, fue asesinado el 2 de marzo de un balazo en el pecho y otro en un brazo cuando se resistió a ser asaltado por delincuentes que pretendieron robarle su camioneta en momentos en que llegaba a su casa en la localidad bonaerense de Wilde.

Mientras que el 15 de enero el oficial ayudante de la misma fuerza Pedro Manuel González (28) fue asesinado de un balazo durante un forcejeo con dos delincuentes que intentaron robarle una mochila en el partido bonaerense de La Matanza.

Anuncios