Fiscal platense

Fiscal platense. Un video podría inculpar al fiscal Cartasegna en un grave delito y esta semana puede ir preso

Fuentes importantes del Palacio de Tribunales confirmaron esta mañana a Info BLANCO SOBRE NEGRO que un video y otros elementos de prueba tienen al Fiscal platense Fernando Cartasegna contra las cuerdas. En esta nota: la carpeta psiquiátrica, los operativos nocturnos, la causa Bru y el vacío alrededor del extravagante y cuestionado funcionario judicial. Una película de Almodóvar, pero con una trama policial muy seria y comprometedora.

por Nicolás Harispe @nicolasharispe

Primero, el fiscal Fernando Cartasegna denunció haber sido atacado en su despacho por un desconocido que lo ató con las manos hacia adelante y lo obligó a escribir la palabra Nisman con azúcar en el piso. Pocos le creyeron. Lo que alegó en aquella oportunidad dejaba más dudas que certezas: ¿cómo habría sido posible semejante operativo mafioso en un ámbito tan concurrido como Tribunales? El singular episodio fue el 3 de mayo de este año.

Supuestamente “afectado” por esa incomprobable operación en su contra, pidió una licencia que inmediatamente le fue otorgada por el procurador general de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand. Decía el Fiscal que estaba conmocionado por el supuesto ataque, y gracias a ello comenzó a gozar de una carpeta psiquiátrica que mantiene hasta el día de hoy.

La semana pasada, su familia aseguró que Cartasegna estaba “muy mal”, deprimido y en un estado de salud preocupante por falta de alimentación. Por esa razón, alegaron, lo conminaron a internarse en una clínica neuropsiquiátrica.



“Mirá lo que encontré”

Cuando Cartasegna comenzó su estadía en la clínica donde permanece por estas horas, las causas que tramitaba se distribuyeron entre distintas fiscalías.

“Mirá lo que encontré”, dicen funcionarios judiciales que se convirtió en la frase de moda en los tribunales de calle 8 entre 56 y 57. Abrían los expedientes y aparecían sorpresas de todo tipo.

Es más: así fue como se descubrió que el inmenso expediente de la causa por el secuestro de Miguel Bru se había esfumado del despacho del Fiscal, como por arte de magia.

La auditoría que había ordenado el Procurador Julio Conte Grand se fue convirtiendo en una caja de Pandora.

Rosa Bru se refirió a Cartasegna como “ese desquiciado”, y lo acusó de haber “planchado” la causa por la desaparición de Miguel.

Como por arte de magia, mientras seguía el arqueo ordenado por Conte Grand, el expediente de la causa Bru reapareció, pero en un armario del edificio en el que no debería haber estado jamás.

“Lo curioso es que ese lugar había sido revisado varias veces durante una requisa oficial y todo parece indicar que alguien se llevó el expediente y unos días después lo colocó allí nuevamente”, destacó un vocero citado por Télam.

Pero hay más en esta increíble (o no tanto) trama de película: “El procurador (Conte Grand) explicó que en la inspección que se realizó en la fiscalía de Cartasegna se encontraron causas muy atrasadas, perdidas, extravío de efectos secuestrados en procedimientos, como dinero y otros elementos.

La irregularidad tal vez de mayor gravedad fue la existencia de una cantidad importante de hojas en blanco firmadas presuntamente por el fiscal Cartasegna y (aún más grave) carátulas en blanco. “Lo que significa que alguien de la fiscalía emitía carátulas con fechas determinadas, autor desconocido y objeto determinado para eventualmente utilizarla tiempo después cuando la fiscalía ya no estaba en turno, por razones que estamos investigando”, dijo el Procurador. Repetimos: el Procurador , no lo dijo un periodista, ni un comentarista de pasillo. Es muy grave.


Lo que quizá nunca salga a la luz, si esta semana no se da a conocer oficialmente

En la auditoría que mencionamos párrafos antes, Conte Grand encontró serias irregularidades, como dicen algunos escribas cuidando las formas y para evitar algún contrataque judicial por parte del (futuro depuesto) Fiscal.

Info BLANCO SOBRE NEGRO está en condiciones de adelantar que en el arqueo de expedientes, y en torno a la investigación se habrían hallado filmaciones en las que Cartasegna aparece involucrado en casos de ultraje a la dignidad de travestis detenidos hace unos meses, vínculos con trata de personas y otras aberraciones que eyectarían (seguimos con el uso del potencial) al funcionario en cuestión, rivotrilizado por estas horas, recordamos.

“Los videos son demoledores, esta semana va a haber repercusiones en la justicia bonaerense, y ya en 8 entre 56 y 57 dan por hecho que Cartasegna está más cerca de la alcaidía de tribunales que de su cómodo despacho, ese del que desaparecían expedientes judiciales, y donde – según el estresado funcionario – tuvo que escribir Nisman en el suelo, en una escena que para describirla hay que aguantarse la risa.

Travestis, vejaciones, operativos ilegales, y videos. O, como el título de aquella película de Steven Soderbergh, “Sexo, mentiras y video”. La despedida del fiscal más desopilante de la justicia bonaerense va a sacudir, indudablemente, el tablero judicial y político.

Fuente: Blanco Negro

Anuncios