mejores jugadores

Llegó a su fin un torneo apasionante y en Télam elegimos a los mejores jugadores de los equipos que terminaron en los primeros cinco puestos. Además, te mostramos los números que dejó el torneo, las máximas goleadas y quienes fueron los rompe redes.

Por Patricio Klimezuk y Gustavo Lenti

Elegir a los mejores jugadores de cada equipo al finalizar un torneo de 30 fechas no es una tarea sencilla. Mantener la regularidad durante tantos partidos, en un campeonato parejo como el argentino y con los inconvenientes de programación que tuvo, basados principalmente en el paro que llevaron adelante los protagonistas por los excesivos atrasos en el cobro de sus haberes, implica una selección que siempre puede ser injusta.

En Télam hicimos un primer recorte y elegimos a los mejores de los equipos que terminaron en las cinco primeras posiciones del torneo: Boca, el campeón, River, Estudiantes, Racing y Banfield. De esta manera, quedaron afuera jugadores que realizaron un gran campeonato pero cuyos clubes no finalizaron en los principales lugares de la tabla.

Los cinco primeros del certamen tienen la particularidad de que todos -y ahí también la validez de la selección propuesta-, de ser los que jugarán la próxima edición de la Copa Libertadores de América.

En Boca, cabe resaltar la labor de Darío Benedetto, que conquistó 21 goles y se convirtió en el máximo anotador del torneo. Por su parte, la manija del equipo, sobre todo luego del alejamiento de Carlos Tévez, fue Fernando Gago. Cristian Pavón, el único jugador del conjunto campeón que disputó todos los partidos, fue el complemento indispensable del “Pipa” en el ataque y además, aportó su cuota goleador con 9 tantos.

River, que tuvo un primer semestre irregular, levantó en la segunda parte del campeonato y peleó el certamen hasta su derrota en la vigésima séptima fecha ante San Lorenzo. El goleador del equipo fue Sebastián Driussi, cuyo gran rendimiento no pasó desapercibido y ya fue comprado por el Zenit de Rusia. También, como en Boca, se destacó su número 5, Leonardo Ponzio, “el alma de River”, como reza una bandera millonaria. Lucas Alario, con 12 goles, terminó quinto en la tabla de artilleros, y su juego lo llevó a la primera gira que realizó Jorge Sampaoli como entrenador de la selección nacional.

Estudiantes, conducido durante buena parte del certamen por Nélson Vivas, siempre estuvo en los puestos de vanguardia. Terminó clasificando al máximo certamen continental en la última fecha. En un plantel donde predominaron los juveniles, uno de ellos, Santiago Ascacibar, se erigió como uno de las mayores promesas del fútbol argentino. Por su parte, otro que se destacó es el lateral derecho uruguayo -nacido en Brasil- Matías Aguirregaray, que en 25 partidos disputados en el club anotó 6 goles. El otro jugador que realizó un buen torneo es el volante Israel Damonte, que a su dinámica siempre le agrega una gran entrega.

La vuelta de Diego Cocca le devolvió a Racing la expectativa de pelear los puestos de arriba. El director técnico, campeón en 2014, armó un equipo que tuvo buenos momentos y junto a Estudiantes, fueron los que más puntos sumaron de local con 36. El rendimiento de sus jugadores fue parejo, tan así que Gustavo Bou, ya vendido al Xolos de Tijuana, anotó 10 tantos, mientras que el volante ofensivo Marcos Acuña y el juvenil Lautaro Martínez convirtieron 9 goles.

Banfield sufrió pero finalmente se clasificó a la Copa Libertadores, luego de que ni Independiente ni San Lorenzo pudieran ganar su último partido. En el equipo que dirige Julio César Falcioni se destacaron su goleador, Dario Cvitanich, que convirtió 9 tantos, el volante Nicolás Bertolo y el defensor central Emanuel Cecchini, otra de las jóvenes promesas del fútbol argentino que con sólo 20 años ya es titular indiscutido en el “Taladro”

Anuncios