Compiten

Compiten. Las grandes compañías de servicios en la nube lanzaron nuevas propuestas para tentar a las pymes argentinas, las que representan el 99% de las empresas del país, y el Data Center de Arsat dedica el 90% de su capacidad para los planes impulsados por el Ministerio de Modernización.

“La nube tiene muchas definiciones, pero sus características más importantes están relacionadas con una enorme escalabilidad, disponibilidad y seguridad”, afirmó el actual director de Tecnología y Filantropía para Microsoft Argentina y Uruguay, Jorge Cella, en el libro Tendencias Tecnológicas editado por la Cámara del sector (Cicomra).

Antes que las empresas, los usuarios se apropiaron de la nube pública con el uso de sistemas como ICloud (de Apple) o Drive (de Google) para guardar desde sus fotos, mails, hasta las facturas de servicios que ya no llegan en papel.

“La nube es por lejos muchísimos más segura que cualquier implementación local que quiera implementar en mi organización”, afirmó Cella, en referencia a las “nubes privadas” que ofrecen al mercado corporativo.

En este nicho del mercado, Telefónica lanzó este año la propuesta Open Cloud, con el objetivo de atraer a las pymes, con una relación flexible, sin contrato y sujeta a las necesidades de capacidad de los clientes. Sólo para este servicio Telefónica invirtió US$ 4 millones y espera facturar más de $ 50 millones.

La estrategia de la corporación es hacer un despliegue regional, por lo que enlaza el data center de Buenos Aires con los instalados en Chile, Brasil, México y Perú, por lo que ofrece a las pymes “una plataforma de crecimiento”.

Entre los clientes que ya usan el servicio figuran universidades y empresas de logística, así como algunas del sector industrias “y muchas de sistemas; cada vez más, todas las ramas de la actividad necesitan servicios de IT de modo ágil y sin asumir costos innecesarios”.

Anuncios