Comenzó el juicio

Comenzó. El empresario y programador informático Mark Karpèles, de 32 años, fue puesto en libertad bajo fianza en julio de 2016, y afronta un juicio por los delitos de apropiación indebida y fraude, entre otros.

Un tribunal de Tokio comenzó a juzgar al empresario francés Mark Karpèles, dueño de la casa de cambio de bitcoins Mt.Gox -que quebró en 2014 por un supuesto ataque informático-, acusado de fraude por la desaparición de cientos de millones de euros en su equivalente en criptomonedas.
Mt.Gox declaró su bancarrota en febrero de 2014 tras detener todas las transacciones y congelar los activos de sus clientes durante días por un supuesto ataque informático, lo que desató el pánico en los mercados de las monedas virtuales y hundió su cotización, además de causar la desaparición de 850.000 unidades de bitcoin, según informó hoy la agencia EFE.

Antes de su quiebra, la empresa había protagonizado varios incidentes que pusieron en duda su seguridad y la capacidad de sus gestores, entre ellos ataques informáticos o la congelación de sus cuentas por parte el Departamento de Seguridad Nacional estadounidense por sus supuestos vínculos con otros delitos.

Anuncios