Un caso de abuso

Un caso de abuso. Se trata de un caso que fue denunciado en el año 2006 por dos hermanos abusados por su propio padre, hijo de un importante empresario inmobiliario de Morón.

La causa llega a juicio oral y público tras once años de espera y con el acusado, Matías Milano en libertad, pese a que cuando se emitió la orden para su detención, había logrado fugarse.

Milano está acusado por “delitos de abuso sexual gravemente ultrajante agravado por haber sido perpetrado por el ascendiente reiterado, dos hechos, y corrupción de menores agravada también por la condición de ascendiente del sujeto activo”. En ese momento, sus hijos tenían 3 y 7 años de edad.

El debate será llevado a cabo en el Tribunal Oral en lo Criminal Nº5 de Morón, compuesto por Marcos Lisa y Carlos Torti. El fiscal del juicio será Hernán Alarcón. “Las víctimas, menores de edad, esperaron casi 11 años un juicio y el imputado siempre estuvo en libertad”, dijo su abogada, Analía Fangano.

Para la abogada, la tardanza en caso tendría que ver con la protección judicial al acusado. “Pero por más que hayan tardaron 10 años especulando que las víctimas desistan, los fines de la Justicia es la búsqueda de la vedad y la justicia repara”, manifestó.

En el juicio se darán a conocer pericias psicológicas y psquiátricas y darán su testimonio los profesionales que entrevistaron a los menores y médicos de la guardia de hospital. También se revelará el resultado de Cámara Gesell, que se ordenó cinco años después de iniciada la causa.

Por su lado, el acusado será defendido por Luis Rapazzo, un conocido abogado de la zona, de 73 años y con amplia experiencia en este tipo de casos.

Los abuelos de las víctimas, Amalia Moreno y Humberto Scalzo, en declaraciones a la prensa, se habían quejado “del largo peregrinaje judicial” desde el día que se supieron que sus dos nietos habían sido abusados por su yerno.

La madre de los niños, que en la época de los abusos se estaba separando de su marido, realizó la denuncia el 17 de enero de 2006.

Anuncios