Jorge Castillo, dice que es un preso político y que teme por su vida

Jorge Castillo, dice que es un preso político y que teme por su vida

El “Rey de la Salada”, Jorge Castillo, presentó por escrito su declaración ante la justicia en el que asegura que es un preso político y que le disparó a los policías que lo fueron a detener “como una advertencia”.

Castillo está detenido actualmente en la Alcaidía N° 3 de La Plata, acusado por el delito de “asociación ilícita”. En el escrito dice que su arresto tiene “motivaciones políticas”, vincula a las causas en su contra a empresarios del sector textil y advierte que teme por su vida.

“Tengo fundadas razones para pensar que existen fuertes intereses políticos operando en mi caso. Considero que la causa judicial en la que se me involucra tiene un marcado trasfondo político. No tengo dudas que mi detención responde a evidentes motivaciones políticas. Prueba clara de lo que digo es el manifiesto uso político que se está haciendo de esta causa judicial”, afirma en la carta que presentó en la Justicia.

En el documento de 17 hojas, el rey de “La Salada” apunta a sectores ligados al área de la industria textil.

“No escapan a mi conocimiento las persecuciones que cíclicamente sufrimos quienes desarrollamos nuestra actividad en La Salada. Estas persecuciones no están exentas de un cariz marcadamente político, en el que se entremezcla un velado interés de los grandes empresarios de centros comerciales e industriales molestos por la competencia que implica La Salada, cierta actitud discriminatoria hacia un fenómeno popular y la marcada incapacidad de la clase política para gestionar el desarrollo ordenado de esta impactante expansión comercial popular”, sentenció.

En otros tramos de su testimonio por escrito, Castillo se defendió de los cargos que hay en su contra, no solo el de asociación ilícita. También se desvinculó de las actividades ilícitas de las que se acusan a su hermano y su sobrino. “Los focos de ilegalidad en la zona de La Salada se insertan en una crisis más profunda y general de inseguridad que es de público conocimiento”, sentenció.

También afirmó que disparó dos veces “como advertencia” el día que lo fueron a detener. “Grité a los atacantes sin recibir respuesta”, declaró. Castillo fue detenido luego de que se tiroteo.

Anuncios