Carrió

Carrió. La precandidata de Vamos Juntos criticó a la expresidenta Cristina Kirchner y a Martín Lousteau. Por otro lado, opinó sobre el precio de los alimentos y llamó a “no” comprar “en los supermercados”.

La diputada nacional Elisa Carrió aseguró este martes que “si Cambiemos gana por amplia mayoría” las elecciones legislativas de este año, “ya no va a haber resto para que nadie garantice la impunidad”.

“Cristina (Fernández) y (Julio) De Vido están procesados por asociación ilícita. En cualquier país del mundo están con prisión preventiva, menos acá”, se quejó la precandidata en la Ciudad de Buenos Aires por la lista Vamos Juntos. Y dijo que ella “tiene hambre y sed de justicia”.

Consultada sobre la detención del contador de Cristina Kirchner, Víctor Manzanares, por orden del juez Claudio Bonadio en el marco de la causa Los Sauces, donde fue procesado por asociación ilícita y lavado de dinero, Carrió aseguró que es “un paso más en el avance de una justicia muy lenta, muy tardía, pero que finalmente va a llegar”.

“Por eso es preciso ganar las elecciones. Si Cambiemos gana las elecciones por amplia mayoría ya no va a haber restos para garantizar impunidad”, aseveró.

Según su visión, “es como que los jueces están esperando eso, a ver cómo es el resultado (de las elecciones legislativas de octubre)”, y le pidió a los argentinos “paciencia”.

En diálogo con radio Mitre, la aliada de Cambiemos consideró respecto de los votantes del kirchnerismo: “Hay una parte de la sociedad argentina que no le importa que roben, ellos también roban”.

“Este viernes asistimos al nacimiento de la Mai Cristina. En un teatro de Mar del Plata ofició una misa pagana”, ironizó la líder de la Coalición Cívica sobre el lanzamiento de campaña de la expresidenta.

Además, Carrió chicaneó a Martín Lousteau, su contrincante en el territorio porteño y exsocio político. “Hay que enseñarle a los chicos que yo siempre debatí. Voy a debatir, pero ahora estamos en la interna de los partidos”, expresó, y disparó: “Estamos definiendo distintos intereses. Él quiere ser jefe de Gobierno a dos años y nosotros una República”.

También cargó contra el espacio de Sergio Massa, al que acusó de someter a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal a una “extorsión que a veces es terrible en términos de cargos y de toma y daca”.

Por otro lado, la diputada pidió a los consumidores que “no compren en los supermercados, salvo que pongan descuentos”, al advertir que “el abuso con el precio de los alimentos es enorme y es una de las causas de la inflación”. “Yo no compro más en supermercados desde el año pasado. Nos estafan a los argentinos”, manifestó.

En este contexto, afirmó que “luego de las elecciones, el principal acuerdo que hay que lograr con el peronismo es un nuevo régimen de coparticipación federal para reducir impuestos”. “El Gobierno nacional y la provincia de Buenos Aires ya bajaron impuestos, pero el resto de las provincias no”, añadió.

La precandidata oficialista también instó a discutir el costo laboral y remarcó que “un empleado le cuesta al empleador casi como si tuviera dos, eso es un empleo más que se podría generar”.

Fuente: El parlamentario.

Anuncios