Arrojan el cuerpo de un joven

Arrojan el cuerpo. Un joven de 24 años fue atacado de varias puñaladas y luego arrojado desde una camioneta utilitaria en una calle del barrio porteño de Caballito, donde murió, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

La víctima fue identificada por las fuentes como Osvaldo Martín Rodríguez (24) quien estaba domiciliado en el mismo barrio de Caballito y, según contó su madre, trabajaba y estudiaba computación.

El hecho ocurrió alrededor de las 21.30 de anoche cuando un vecino llamó al 911 para informar que había algún tipo de altercado con los ocupantes de una camioneta Renault Kangoo blanca en la avenida Donato Álvarez al 400.

Al lugar arribó un móvil de la comisaría 50, con jurisdicción en la zona, y allí se entrevistó con el hombre que había llamado al 911 para contar que vio movimientos sospechosos dentro de una camioneta Kangoo.

Mientras los policías se entrevistaban con el denunciante, una pareja se acercó al lugar para informar que a la vuelta, sobre la calle Juan Felipe Aranguren al 1800, entre Donato Álvarez y Calcena, habían arrojado a una persona desde la camioneta Kangoo sospechosa.

Efectivos de la comisaría 50 y de la 13 -ubicada a tan sólo cuatro cuadras-, se desplazaron a ese sitio y encontraron al joven malherido a puñaladas pero aún con vida, aunque a los pocos minutos, cuando arribó la ambulancia del SAME, la víctima ya había fallecido.

El médico que revisó Rodríguez vio a simple vista al menos seis puñaladas en la espalda, el tórax y otras zonas del cuerpo aunque ahora se esperan los resultados de la autopsia que se realzará en la morgue judicial porteña.

Fuentes judiciales indicaron a Télam que Rodríguez era vecino de la zona de Caballito, que fue identificado gracias a que entre sus pertenencias se halló su DNI y que, de acuerdo a las primeras averiguaciones, actualmente trabajaba en la venta de cosméticos por internet.

La madre de la víctima, Pamela Soto, contó este mediodía al canal TN que ella estaba por viajar desde la localidad de Arrufó, en la provincia de Santa Fe, hacia Buenos Aires, porque su padre la llamó a las 5 de la madrugada para contarle que Osvaldo había sido asesinado.

“No sé absolutamente nada y cuando llegue a Buenos Aires me voy a poner a investigar”, dijo la madre, quien contó que lo poco que le dijeron es que a su hijo “lo mataron de seis puñaladas y lo arrojaron de una (camioneta) Kangoo”.

“Mi hijo estaba trabajando en una bicicletería y estaba estudiando en la facultad algo que tiene que ver con la computación. La última vez que hablé fue el 17 de julio y le dije ‘te amo hijo, cuidate’”, recordó Pamela entre lágrimas.

La madre de Rodríguez confirmó que en Capital Federal su hijo “vivía solo”, que hace poco tiempo se había mudado y que el próximo 2 de diciembre iba a cumplir 25 años.

Sobre su entorno, la mujer contó que en Buenos Aires vivían hermanos de su hijo y que Osvaldo “tenía un grupo de amigos, gente buena y trabajadora como lo era él”.

“No entiendo lo que pasó, no entiendo nada. Quiero justicia”, afirmó por último la mujer.

El homicidio es investigado por el fiscal en lo Criminal y Correccional 9, Martín Niklison, quien ya ordenó a la Policía de la Ciudad un relevamiento de las cámaras de seguridad de la zona y la declaración de los testigos.

Las fuentes contaron que cerca del sitio donde fue arrojada la víctima, la policía encontró una réplica de un arma de fuego y una navaja que por sus características no sería el arma homicida, aunque para el fiscal Niklison y la policía aún es materia de investigación determinar si tienen alguna relación con este homicidio.

 

Anuncios