Festejo responsable

Festejo responsable. El Centro de Estudiantes de la UNLaM canjea los productos que traen los familiares por un kit de cotillón.

Los alumnos de la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) están llevando adelante una novedosa iniciativa que busca celebrar las graduaciones sin derrochar alimentos.

Con una carpa ubicada en la calle principal de la Universidad, en los últimos días, les propusieron a los familiares y amigos de los egresados canjear los productos por kits de cotillón, con espuma, serpentina y papel picado.

El programa fue bautizado Festejo Responsable y pretende ser un primer paso hacia la toma de conciencia en la comunidad universitaria en relación al modo de celebrar el fin de una carrera universitaria.

La propuesta busca “revisar nuestras conductas, ser socialmente responsables y cuidar lo público” para que, de aquí a unos años, “todos puedan festejar su graduación sin tirar la comida”, explicó Matías Presedo, el presidente del Centro de Estudiantes, con respecto a una iniciativa sustentable que ya se está aplicando con éxito en otras universidades.

En ese sentido, el responsable del gremio estudiantil lamentó el desperdicio que se produce ante “la gran necesidad que existe en la Argentina con respecto a la falta de acceso a los alimentos que sufren muchos ciudadanos”.

De la misma manera, los estudiantes buscan evitar la suciedad que se produce en el ingreso a la Universidad y en el espacio público, que queda prácticamente intransitable producto de la harina, los huevos y la yerba que se mezclan en el piso.

La comida recuperada será donada a comedores comunitarios de La Matanza en conjunto con la empresa de cotillón Rey Momo, que es la que apoya la iniciativa de los alumnos. También, hay acompañamiento de la Dirección y la Asociación de Graduados de la Universidad.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Anuncios