Judiciales

Judiciales. La inactividad de dos semanas por la feria de julio en los tribunales bonaerenses se extendió por un día más. El gremio de los trabajadores judiciales de la Provincia realizó el lunes un nuevo paro, el número 25 en lo que va del año, para reclamar una convocatoria a negociar salarios por parte del gobierno de María Eugenia Vidal.

“Por una nueva convocatoria a paritarias. Ningún judicial bajo la línea de pobreza” fueron los slogan de la huelga que realizó la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) en el marco de la pulseada salarial que mantienen con el Ejecutivo.

Ahora el gremio convocó nuevas asambleas en las departamentales del Conurbano y el interior para evaluar si convocan nuevas medidas de fuerza.

Desde el gremio señalaron que la medida de protesta “tuvo mucha repercusión”, a pesar del “desgaste” y la “preocupación” que existe en el sector.

“El paro fue importante y tuvo mucha repercusión”, dijo ayer en declaraciones a la prensa el secretario general de AJB, Pablo Abramovich, quien también explicó que vienen manteniendo conversaciones informales con autoridades sobre un posible llamado pero que aún no hay nada concreto.

“No vemos motivos para que no seamos convocados rápidamente. Tuvimos conversaciones con funcionarios que nos dijeron que iba a ser así, pero no hay nada concreto que podamos poner a consideración de nuestros representados”, explicó el gremialista.

Desde el gremio solicitan negociaciones con el Poder Ejecutivo para exigir mejores condiciones para trabajadores del sector “del último cargo del escalafón, que perciben un salario inferior a la canasta básica”.

Además solicitan la normalización de los ingresos al Poder Judicial y la estabilidad de los interinatos, entre otros puntos.

Vale recordar que el último encuentro entre las partes fue el 13 de junio, cuando la AJB rechazó una oferta del 20% en tres tramos al considerar que se trataba de “un aumento anual menor al de la propuesta anterior”.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

Anuncios